Los casos de coronavirus volvieron a bajar por cuarta semana seguida en la provincia, tanto en el área metropolitana como en el interior. Debido a esto, diez municipios -en su mayoría gobernados por Juntos por el Cambio- subieron de fase y recuperarán las clases presenciales a partir del próximo lunes.

Se trata de los municipios de Bahía Blanca, General Alvear, General Guido, General Pueyrredón, Monte, Ramallo, Saavedra, San Antonio de Areco, San Pedro y Tandil. En todos bajó la incidencia de contagios ya que en los últimos 14 días registraron menos de 500 casos cada cien mil habitantes, y por eso dejaron la fase 2, la más restrictiva del sistema que funciona en la provincia.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El cambio de fase fue informado hoy por el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, durante el reporte epidemiológico semanal que brindó junto al ministro de Salud, Daniel Gollan. Los contagios volvieron a bajar por cuarta semana consecutiva y ya acumulan un descenso del 42% en el último mes. La semana cerró con un promedio de 7016 casos, una baja del 42% respecto del pico de 12.008 casos que se produjo en mayo. El mapa pandémico quedó con 59 municipios en Fase 2, 73 municipios en Fase 3 y los tres municipios restantes en Fase 4.

Bianco detalló otra vez los parámetros que se toman para definir si un municipio encuadra en fase 2 o 3 y si tiene clases presenciales o virtuales, y volvió así a referirse a los jefes comunales de Juntos por el Cambio que acusaron al Ejecutivo de «discriminar» a sus distritos cuando se habilitaron las clases en los 40 comunas del AMBA pero no en el interior.

«La diferencia es la incidencia de casos: si algún distrito o aglomerado tiene una incidencia menor de 500 casos cada 100.00 habitantes, están en Fase 3, y si tiene más de 500 casos están en Fase 2. A eso se le agrega un criterio adicional que es el de ocupación de camas de terapia intensiva, si está por encima del 80% corresponde que esté en Fase 2», subrayó.

Explicó que Bahía Blanca pasó a tener una incidencia de 471 casos por cada 100 mil habitantes en los últimos 14 días y Mar del Plata, de 488 casos cada 100 mil habitantes. «Ven que no hay ninguna discriminación, ahora están por debajo de los 500 casos por cada 100 mil habitantes, es un cálculo, un cociente», señaló Bianco respondiendo a la queja de la oposición.

También contó que habló con el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, para explicarle por qué el distrito ahora sí podía volver a la presencialidad. «Estuve chateando todo el fin de semana con (Guillermo) Montenegro, ya es casi como mi mejor amigo», ironizó y agregó: «Le estuve explicando que no había ninguna discriminación y que sólo estábamos aplicando el cálculo».

Los otros municipios también bajaron ese índice y por eso mejoraron su situación: General Alvear descendió a 452 casos por cada 100 mil habitantes; General Guido a 380; Monte a 405; Ramallo a 430; San Antonio de Areco a 425; San Pedro 493 y Tandil 429. Todos retomarán las clases presenciales a partir del próximo lunes.

El Conurbano, en tanto, mantuvo la tendencia a la baja de contagios y también continúa en Fase 3. La incidencia de casos de las últimas dos semanas fue de 376 cada 100 mil habitantes, en el interior de 547, en la Ciudad Autónoma de 637 y en el total de la provincia de 418.

Gollan señaló que además descendieron los llamados a la línea 148 por síntomas de coronavirus y también la ocupación de camas de terapia intensiva: en el AMBA es hoy del 66,8% y en el interior del 55,5%.

«Vamos bien, pero comenzó el invierno y eso no ayuda a superar el problema. Apelamos a que el pueblo siga cumpliendo con las medidas de cuidado y se anote masivamente para recibir la vacuna», apuntó el ministro de Salud.

Vacunación

En la provincia ya se aplicaron 5.539.009 primeras dosis y 1.270.022 segundas dosis en el marco del plan «Vacunate». El hito 1, que comprende al personal de salud, mayores de 70 años y adultos de 60 a 69 con comorbilidades, ya terminó.

En lo que hace al hito 2, ya fueron inoculados el 92% de los adultos de 60 a 69 sin comorbilidades ya fue vacunado, así como el 85,8% de los de 50 a 59 con enfermedades preexistentes, el 79,7% de las personas de 40 a 49 años con comorbilidades y el 64,5% de las embarazadas con factores de riesgo.

En tanto, en el marco del hito 3 ya fueron vacunados los adultos de entre 18 y 39 años con comorbilidades 65,6%, el 78,5% del personal de educación y el 65,1% de los trabajadores de las fuerzas de seguridad.

«Estamos con un ritmo de vacunación muy alto. Siguen llegando vacunas y estamos próximos a terminar el hito 3», graficó Gollan y apuntó que «el 74% de la población teórica ya se anotó» en referencia a las estimaciones que realiza el INDEC.

La «vacunación libre» que primero se habilitó para mayores de 70, luego pasó a la franja de más 60 y el sábado alcanzó a los de 55 años, batió un récord el fin de semana. En sólo tres días, 38.668 bonaerenses se acercaron a los vacunatorios para recibir su primera dosis contra el coronavirus, sin turno ni inscripción previa.

Por último, Gollan pronosticó que en los distritos más chicos del interior comenzará a experimentarse el efecto rebaño debido a que la población objetivo ya fue vacunada. «En muchos municipios del interior de 3 mil, 5 mil o 13 mil habitantes ya están vacunados todos los anotados e, incluso, mayores de 18 años. Esto generará una especie de efecto rebaño», aseguró y agregó que el objetivo del gobierno «es terminar con la vacunación de los 12.600.000 lo antes posible» para poder tener «un último trimestre del año completamente diferente».