La presidenta de la empresa estatal Radio y Televisión Argentina (RTA), la periodista Rosario Lufrano, denunció en los tribunales federales de Comodoro Py 2002 el episodio por el cual fueron retirados cuatro millones de pesos de una cuenta en el Banco Itaú presuntamente para gastos de una producción sobre el prócer Manuel Belgrano.

Lufrano advirtió sobre la posible comisión de los delitos de “abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público, incumplimiento de autoridad y malversación de caudales públicos”, a raíz de lo que denominó “posibles irregularidades en el manejo administrativo de una producción interna”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La información sobre tal irregularidad llegó por vía de e-mail a la Secretaría Privada de la funcionaria, desde una cuenta identificada como “Trabajadoras de RTA”.

Lufrano explicó en la denuncia que notificó “inmediatamente al Directorio de RTA” (en el que están representados sectores de la oposición en el Congreso) “los hechos denunciados en el correo electrónico recibido el día anterior”. Además, informó que requirió al director de Asuntos Legales “que ponga en conocimiento de la situación al Directorio de RTA SE, lo que efectivizó a través de su cuenta de correo electrónico el día 08/03 a las 23:08”.El 10 de marzo, a las 14, se realizó una reunión de directorio en la que personalmente informó sobre lo que estaba ocurriendo.

La denuncia -que recayó en el juzgado federal de Sebastián Casanello, bajo el número 1152/21 –   explica que en ese contexto, Lufrano convocó al Director de Administración, Finanzas y Relaciones Comerciales de RTA SE, Guillermo Siaira;  al gerente de producción, Ernesto Molinero, y al productor de la ficción sobre Belgrano, “de apellido Villamagna”.

“Para mi sorpresa, me confirmaron los hechos denunciados, de los que, reitero, me enteré a través de un correo anónimo”.

Lufrano instruyó a Siaira para que “detuviera inmediatamente todas las actividades relacionadas con los hechos denunciados, exigiéndole, además, la también inmediata recuperación del dinero para su posterior depósito en la cuenta bancaria de RTA SE” y, para el caso que ya se hubieran efectuado gastos de esa extracción millonaria, “se presentaran inmediatamente la totalidad de los comprobantes de los gastos que hubieran realizado”.

Antes de que terminara el día, el dinero ya había sido restituido a la cuenta de la que había sido extraído casi en su totalidad, en tanto que lo que faltaba estaba respaldado con facturas y documentación de gastos.

“El 9 de marzo le solicité la presentación de sus renuncias al Director de Administración de RTA SE y al Gerente de Producción de Canal 7. El resto de las personas mencionadas se encuentran enmarcadas en el régimen laboral que surge de la ley por la que se creó RTA SE, y cuyas responsabilidades surgirán o bien de las conclusiones de la auditoría que solicité, o bien de la información sumaria que ordené”, explicó la periodista.

En declaraciones a Radio Nacional, Lufrano estimó que el próximo lunes podrían estar listas las conclusiones de la auditoría interna dispuesta para el esclarecimiento de los hechos.

Lufrano había sido denunciada a mitad de semana por Ricardo Raúl Benedetti y Jimena Casiñeira, dirigentes de una agrupación política denominada “Banquemos”, y hoy el fiscal Gerardo Pollicita pidió al juez Luis Rodríguez una serie de medidas para preservar las cámaras de seguridad del lugar e informes sobre las investigaciones internas.

La titular de RTA informó en su propia denuncia que la sala de control de las cámaras de seguridad está cerrada y franjada para la preservación de las imágenes.