Dar vuelta la hoja y recalcular para noviembre y lo que vendrá después. El gobernador Axel Kicillof se mostró hoy con sus nuevos ministros en el acto que compartió con el presidente Alberto Fernández en José C. Paz, donde se inauguró el nuevo edificio de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de José C. Paz.

En el acto, en el que Fernández puso primera en la campaña de cara a noviembre y el oficialismo sumó una foto de unidad postcrisis, Kicillof habló de la educación. Volvió a la carga contra la oposición por sus políticas en esa materia. Recordó que su antecesora y ahora candidata a diputada nacional por CABA, María Eugenia Vidal, sostuvo que los pobres “no llegaban a la universidad pública”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Es la forma más clara de negar esa visión prejuiciosa y mentirosa que nos quiere hacer creer que las universidades son para minorías o para la élite”, dijo el mandatario. Y señaló que “el 90% de los estudiantes del conurbano son primera generación (de egresados) porque los sectores vulnerables van a la universidad, pero la universidad tiene que ir a los sectores vulnerables. Tiene que ser gratis y tiene que ser para todos y todas”.

Kicillof fue al acto acompañado por su flamante jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, su ministro de Infraestructura, Leonardo Nardini, y la nueva ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez. Los tres asumieron ayer, durante un acto en La Plata, tras el cambio obligado que el gobernador debió realizar por la derrota del Frente de Todos en las urnas.

El mandatario abrió así su gabinete -que había mantenido intacto y cerrado al círculo de más confianza desde diciembre de 2019- a los intendentes que venían reclamando espacios desde el inicio de su gestión sin suerte. En esa movida hasta tuvo que ceder la Jefatura de Gabinete, que estaba a cargo de Carlos Bianco, su mano derecha y jefe de campaña 2019, quien juró ayer como flamante Jefe de Asesores del Gobierno. Designó a representantes de las secciones electorales más fuertes, la Tercera y la Primera, de línea directa tanto con el jefe del bloque de Diputados del FdT, Máximo Kirchner, como de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

El objetivo de los cambios son, como el mismo Kicillof lo dijo, trabajar en la segunda etapa de su gobierno que es la de la reconstrucción tras la pandemia y darle más territorialidad a su gobierno. “La incorporación de intendentes es algo acorde a esta etapa. Me llevo muy bien con ellos. No solo ahora sino desde antes. Trabajamos juntos en la oposición al macrismo y también cuando yo era ministro de Economía”, apuntó hoy Kicillof, quien también aseguró que en esta etapa es necesario dar “respuestas económicas contundentes”.

Los tres ministros debutaron hoy en la función con el acto de José C. Paz, pero también comenzaron a adentrarse en el manejo de los ministerios donde se viven días de incertidumbre, como en toda transición, por los funcionarios de segunda y tercera línea que se quedarán y los que se irán. Por estas horas circulan rumores en torno a que podrían recalar otros intendentes en cargos clave, por ejemplo en Vialidad -que depende de Infraestructura-, aunque por ahora no hay nada confirmado.

En su primer día en el gabinete bonaerense, Insaurralde se reunió con su par de Nación, Juan Manzur, “para ordenar y planificar el trabajo conjunto con el objetivo de fortalecer las políticas de producción y creación de empleo”, informaron desde su entorno.

Álvarez Rodríguez comenzó reuniones con el equipo que le deja su antecesora en el cargo, Teresa García, quien es candidata a senadora por la primera sección electoral. Y Nardini hizo lo propio: tiene hasta ahora sólo un funcionario confirmado que es Agustín Simone, quien hasta ayer era el ministro de esa área y desde ayer es el nuevo titular del Instituto de la Vivienda.

Bianco estrenó también su cargo hoy de Jefe de Asesores del Gobierno. “Carli” tendrá estructura propia, con cuatro subsecretarios y 20 directores que cumplirán “funciones de asesoramiento técnico, análisis de información y asistencia política”. Desde su entorno aseguraron a Tiempo que seguirá cumpliendo con su rol de “vocero” de la gestión, como lo fue durante la pandemia, y remarcaron que estará al lado de Kicillof: “Seguirá siendo su principal asesor en materia política, económica y de gestión”, subrayaron.