El presidente Alberto Fernández se reunirá mañana en Roma con la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, en lo que será el primer encuentro presencial entre ambos para tratar la renegociación de la deuda externa, informaron hoy fuentes oficiales.

La reunión comenzará a las 9 hora de Italia (4 de la Argentina) en el Hotel Sofitel y fue concertada para abordar temas relacionados con la renegociación de los plazos para el pago de la deuda que Argentina mantiene con ese organismo y que fue tomada por la gestión anterior de Mauricio Macri.

El Gobierno argentino busca postergar los vencimientos de deuda con el FMI de este año, que debe pagar entre septiembre y octubre, ante de la dificultad que plantea la pandemia de coronavirus a Argentina y al mundo, cuando los recursos son escasos y se requieren fondos para obtener vacunas, fortalecer el sistema sanitario y asistir a los sectores más afectados. 

Así lo entendieron incluso los líderes de los países que el Presidente y su comitiva visitaron durante la gira de casi una semana por distintas naciones europeas. Esos líderes expresaron públicamente su respaldo a la posición de Argentina frente al FMI ante la sensibilidad que se requiere del organismo en el contexto de la pandemia y de la crisis que genera.

Además, Argentina plantea la cancelación de la sobretasa del 2 por ciento que se le cobra a los países que recibieron un monto superior a la cuota que aporta el organismo, tal como lo expresó públicamente Fernández durante la declaración conjunta que realizó en Portugal junto a su par Antonio Costa, quien también respaldó esta iniciativa. Portugal es, en efecto, otro de los países afectados por esta sobretasa.

Otra propuesta que trabaja el Gobierno nacional, y que se prevé estará en la reunión entre Fernández y Georgieva, es que los Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI sean asignados no sólo a los países más necesitados sino también a los de renta media, que abarcan el 65 por ciento de la pobreza mundial.

El Senado tiene previsto sesionar para aprobar un proyecto de declaración en el que se pide al Ministerio de Economía que los fondos que debe desembolsar el FMI por Derechos Especiales de Giro se apliquen al financiamiento de políticas para resolver los problemas derivados de la pandemia.

El papa Francisco fue otro de los líderes que expresaron su apoyo a la posición argentina, según indicó Fernández al término de la reunión que mantuvo hoy con el Sumo Pontífice en el Vaticano.

“Fue un muy lindo encuentro. Hablamos de todos los problemas que aquejan al mundo y la Argentina. Como siempre, él con su gran predisposición para ayudarnos. Le comenté lo que estábamos haciendo, cómo avanzamos en las negociaciones (con los organismos de crédito) y él, como siempre hace, me expresó su idea de apoyarnos en todo lo que pueda”, señaló Fernández al salir de la audiencia.

La cita a solas con el Papa se extendió durante 25 minutos en el estudio privado del Aula Paulo VI, y tuvo lugar como parte de la gira presidencial que también incluyó reuniones con los máximos mandatarios de Portugal, España, Francia e Italia.

Fernández y Georgieva tuvieron varias conversaciones de forma virtual, por lo que mañana ambos tendrán su primer encuentro presencial. La titular del FMI estará en Roma con motivo del seminario “Soñando con un mejor reinicio”, que se realizará mañana en la Pontificia Academia de Ciencias Sociales del Vaticano, y del que también participará el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán.

En agosto del año pasado, la titular del FMI, felicitó al presidente Alberto Fernández y al ministro de Economía, Martín Guzmán, por lograr la reestructuración de la deuda argentina con los acreedores privados. Ahora, el Gobierno argentino tiene por delante renegociar los plazos que prevé el cronograma de pagos del FMI, debido a que la mayor parte se concentra entre 2021 y 2023, sobre un total de deuda de 47.000 millones de dólares.