El juez federal Alejo Ramos Padilla abrió hoy una discusión de fondo sobre la posibilidad de unificar todas las causas por espionaje ilegal durante el gobierno de Cambiemos que hoy tramitan en al menos cuatro jurisdicciones diferentes: Comodoro Py, Dolores, Lomas de Zamora y Mar del Plata.

Ramos Padilla convocó a “evaluar la necesidad y conveniencia de que intervenga un único tribunal en el análisis de todas las conductas de espionaje político que se han acreditado en estos expedientes”.

“El interrogante que se plantea es si frente al avance de las investigaciones por espionaje ilegal y los reiterados planteos para que se traslade total o parcialmente estas causas de un Tribunal a otro; no es necesario generar un debate para que de una vez y de manera definitiva se determine cuál o cuáles habrán de ser los tribunales que deben intervenir en estos procesos conexos o afines; y si no es precisamente a través de un proceso de unificación o acumulación el mejor modo de superar todos los obstáculos que se planteado frente al avance de este tipo de investigaciones”, propuso el juez de Dolores.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Ramos Padilla reconoció que, en última instancia, será la Corte Suprema quien resolverá los diversos conflictos de competencia que se vienen planteando en todas las causas.

Pero en ese contexto consideró que “se torna inadecuado juzgar este tipo de hechos aisladamente, ya que de ese modo se pueden obviar sucesos y objetivos idénticos que pudieron haberse desarrollado, no advertir la utilización de similares modus operandi, fuentes de información y en especial los coincidentes objetivos políticos, que caracterizaron el desarrollo de casi la totalidad de las operaciones de espionaje político – judicial que fueron investigadas”.

Ese debate jurídico al que está convocando “puede llegar a constituirse en una solución judicial para dar por finalizados los permanentes y aún vigentes reclamos realizados para que estos expedientes o parte de ellos sean trasladados de una jurisdicción a otra”.

“Frente a la evidencia de que en todos los casos nos encontramos ante maniobras de espionaje político desarrolladas en un mismo período de tiempo, con idénticos y similares actores, víctimas y modus operandi, lo más adecuado es investigar la red de espionaje ilegal de manera conjunta y no a través de compartimientos estancos”.

Ramos Padilla ofició a todos los juzgados en los que tramitan causas por presunto espionaje ilegal a “certificar las investigaciones  a fin de que se informe su fecha de inicio, imputados, querellantes, operaciones de espionaje investigadas, modus operandi, y estado actual de la causa y cualquier otro elemento que pueda ser útil para la sustanciación de la presente; para lo cual también se requerirán copias de los actos procesales relevantes”.

Además, se les consultará a todas las partes, “comenzando en primer término por las querellas, luego las defensas y finalmente el Ministerio Público Fiscal, para que se expidan acerca de la pertinencia, conveniencia y oportunidad de unificar esos procesos; y, en su caso, las vías procesales por las que ello debería instrumentarse”.

Este es uno de los últimos actos procesales de Ramos Padilla al frente del juzgado de Dolores, ya que el 26 de febrero jurará como nuevo juez federal de La Plata con competencia electoral sobre la provincia de Buenos Aires.