Daniel Santoro es el artista que, sin duda, más ha pensado el peronismo a través de su obra dentro de la cual la figura de Eva Perón tiene un lugar preponderante. A las exposiciones referidas a la figura de Evita, se suman, también diversas publicaciones alusivas tanto a ella como al peronismo: Evita para principiantes, Manual del niño peronista y Mundo Peronista.

En esta oportunidad, no se trata trabajos celebratorios de la figura de Eva con su poderoso rodete realizado “en la peluquería de Alcaraz que es el hombre que le inventó el rodete” como dijo en la exposición realizada en de su taller en tiempos del aislamiento obligatorio y que mostró a través de Instagram. No se detiene en es rodete emblemático “que  es una preparación, una forma de ponerse aerodinámica para ponerle velocidad a los hechos.”   

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Yo aporté al homenaje a Eva –le dice a Tiempo Argentino- cuatro obras grandes que ya tenía porque es una muestra armada para la ocasión, que tienen que ver con el tema de la falta de Eva Perón.  En estas obras Evita aparece como un símbolo, un recuerdo, una presencia. No es esa Eva Perón en estado activo, no son retratos de ella, sino alusiones a su presencia, que es un costado de mi obra. Algunas pinturas son de 2002 y 2003 y hay incluso una del 1999 que corresponde a las primeras que hice. Se llama Saqueo de la ciudad justicialista y tiene que ver con todo lo que le pasó al cuerpo de Eva Perón, con los recuerdos de ella. Es del período en que estaba trabajando sobre el tema de la pérdida, el luto y todas esas cuestiones y tiene un clima alusivo a su falta.  Incluso está presente el cuerpo muerto. En una de las obras está Evita en la República de los Niños.  En esta obra hay una revitalización de ella a partir de la obra que realizaba en la Fundación que tenía su nombre. Hay mucho mausoleo, mucho mármol. No son, como dije, obras celebratorias, sino más bien para pensar sobre su desaparición física y sobre el ejemplo que nos deja Eva Perón y que nos plantea un desafío. Las elegí porque tienen la temperatura y dan para la reflexión.”

¿Esa falta podría trasladarse al momento actual? “Sí, exacto –contesta Santoro-, las obras invitan a reflexionar en ese sentido. Una de ellas, por ejemplo, es El rescate de la mamá de Juanito Laguna frente a las costas de Chapadmalal. En un mar tormentoso y a bordo de un bote está la cabeza de Eva como un mascarón de proa. Un trabajador rescata el cuerpo de una chiquita, de una escolar que está con el guardapolvo y se está ahogando. Ese hecho dramático es también una reflexión sobre el presente. Tenemos que recordar que nuestro trabajo es la felicidad del pueblo, no es otra cosa, y todo tiene que estar orientado hacia ahí porque es la tarea más importante. Eva Perón es el símbolo de una lucha. Ella encarna la felicidad del pueblo y toda la vida la consagró a eso, por lo que es un ejemplo inevitable.”

Y agrega: “Tendríamos que combinar la idea  de Eva de la felicidad del pueblo con la justicia social y la idea de organización de Perón, que era la otra parte. Es fundamental la unidad de todos los factores que hacen que el peronismo pueda ejercer el poder. Sin unidad dentro del peronismo no hay nada, no existe ninguna posibilidad y Eva es una prenda de unidad porque su figura convoca a todos.”

En este momento, Santoro  está trabajando “sobre otros temas como los bares, sobre cuestiones cabalísticas filosóficas y cabalísticas.” De todos modos –confiesa- , “a veces Eva se cruza en mi trabajo actual, es un tema recurrente en mi obra.”

Su muestra podrá verse hasta el 25 en la sala S122, del Centro Cultural Kirchner. Además,  para hoy están  previstos una serie de homenajes como videos relacionadas con Evita, charlas conciertos y mucho más. La programación completa se puede consultar en https://www.argentina.gob.ar/noticias/evita-inmortal-homenaje-70-anos-de-su-fallecimiento