Salman Ruschie, Margaret Atwood y los premios Nobel de Literatura Orhan Pamuk y Svetlania Alexievich expresaron su solidaridad con Ucrania y pidieron el fin de lo que denominaron “una guerra insensata”.

Los autores afirmaron estar «consternados por la violencia desatada por las fuerzas rusas en Ucrania» y lanzaron un llamado «urgente para cesar el derramamiento de sangre», según expresaron a través de la mencionada carta abierta publicada por la asociación mundial de escritores PEN International.

«Estamos unidos en la condena de una guerra insensata, causada por el rechazo del presidente) Putin a aceptar el derecho del pueblo ucraniano a debatir sobre su futura orientación y su historia, sin la injerencia de Moscú», señala la misiva que fue publicada en inglés, ruso y en ucraniano.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Atwood, además de firmar la carta abierta de PEN International, marchó con una bandera ucraniana en Toronto, Canadá, su país de origen.  Así se la pudo ver en su cuenta de Twitter, donde escribió “Estamos unidos pidiendo por la paz. Europa no puede estar a salvo sin una Ucrania libre e independiente. La paz debe prevalecer,”

Por su parte, Stephen King tuiteó: “Habitualmente no publico fotos de mí mismo”, pero hoy es una excepción”. En la foto que menciona se lo puede ver parado con su biblioteca de fondo. Refiriéndose al hecho bélico dijo que le parecía “una paliza infame de Rusia hacia Ucrania” y que “Por primera vez en una carrera larga e infame Putin parece estúpido. Debe ser un shock para él.”

Los escritores firmantes expresaron también estar nidos para «apoyar a los escritores, periodistas, artistas y a todo el pueblo ucraniano, que está viviendo horas sombrías». A través del PEN América se expresaron también otras personalidades de la cultura como el filósofo francés Edgar Morin y el escritor español Arturo Pérez-Reverte, quien se desempeñara como corresponsal de guerra.