“¡Quiero llorar! Dios santo, viva el fútbol”, gritó Víctor Hugo Morales aquel 22 de junio de 1986, cuando Diego Armando Maradona dejó de ser un jugador de fútbol para pasar a ser una divinidad de la pelota. Ahora, en el primer fin de semana luego de su muerte, cada cancha pareció gritar lo mismo que el relator uruguayo. Las despedidas y los homenajes se multiplicaron en cada estadio y en cada país. A continuación una selección de las 10 más significativas. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Messi y Maradona

El 7 de octubre de 1993, con seis años, Lionel Messi vio en el Parque de la Independencia el regreso de Diego Armando Maradona al fútbol argentino tras 11 años en Barcelona, Napoli y Sevilla. Fue en Newell´s, ante Emelec, de Ecuador. Nacido enjunio de 1987, justo un año después de que Diego se volviera celestial en México 86, Maradona fue una insipiración para Messi, como para cualquier pibe que juega al fútbol. Pero Leo llegó a ser el mejor del mundo. Y su homenaje estuvo a la altura. Por la sorpresa y por lo emotivo. ¿Qué hubiera pasado si el 10 del Barcelona no convertía? Son preguntas que Messi no se hace. Los 20 segundos que pasaron entre que se sacó la camiseta del Barca y mostró la de Newell´s con la 10 hasta que el partido ante Osasuna se reanudó quedarán para la eternidad. El rosarino, que tiene un museo propio con camisetas, trofeos y recuerdos de fútbol, atesoraba la remera de Maradona en Newells desde 2018, cuando le llegó de parte de un juez argentino, coleccionista. La guardó para usarla en el momento indicado. 


El plantel de Gimnasia y el triunfo más importante

Lo del plantel de Gimnasia, lo de los dirigidos por Diego Maradona, fue conmovedor. En 48 horas pasaron de despedirlo en Casa Rosada a homenajearlo en la cancha. El arquero Jorge Fatura Broun salió a jugar con un mechón platinado, estilo Diego en su vuelta a Boca en 1995. Luchas Licht entró los últimos minutos con los botines Puma que le regaló su ex DT. Lucas Barrios siguió todo desde el banco con una camiseta argentina que le autografió Maradona. Ganaron 1 a 0, lo que les permite seguir en carrera en la Copa Diego Maradona. En el vestuario, la descarga fue total: un festejo descontrolado para exudar los días de tristeza, al ritmo de La Mano de Dios, la canción de Rodrigo.



Con la emoción entre los dientes

Con 22 años, Diego “Cholo” Simeone convivió con Maradona en Sevilla, en 1992. Desde ahí, su relación fue siempre especial. Por eso no sorprendió la reacción del Cholo durante el minuto de silencio que se dio en Valencia-Atlético de Mardid, como en cada uno de los partidos que se disputó en La Liga. Simeone, siempre vehemente, se quebró como un papel: sus aplausos eran los único que se escuchaba en Mestalla y en sus ojos estaba una de las millones de explicaciones de por qué Maradona es tan grande. Luego le puso palabras: “En el momento en el que te cuentan que se fue Diego, decís: ‘No, no se puede ir’. Seguramente quedará dando vueltas por los campos de fútbol porque ha sido y es el mejor del mundo”. El Sevilla, donde coincidieron, también le dedicó una linda despedida: sonó Mi Buenos Aires querido durante el homenaje. 

...
(Foto: Captura)

Donde hay fútbol está Maradona

Los homenajes futboleros al más grande de la historia no se dieron solo en Argentina, en los clubes donde jugó o en el mainstream del fútbol. También, claro, en las periferias. En TImor Oriental, una lejana isla del sudeste asiático, el Lanelok United salió con una pancarta que decía, en portugués: “Hoy el mundo del fútbol perdió una de sus más grandes estrellas. Descanza en paz Diego Armando Maradona”. En Uzbeikstán, el homanaje del Pakhtakor FC, fue un paso más allá: salieron a la cancha con una camiseta especial, mitad con los colores tradiconales del club, mitad con los colores de Argentina y la cara de Maradona. En las redes sociales, gracias a la la cuenta de @futbolistasAXEM, también se volvió viral el homenaje de Joel Fameyeh, un ghanés que juega en el ascenso de Rusia: salió a calentar con la 10 de Maradona y se ganó la ovación del público. Fue al banco. Cuando entró, metió el gol del triunfo del Orenburg.


El palco de Diego, el llanto de Dalma 


...
(Foto: Nahuel Ventrua/Pool ARGRA)


Cuando el domingo se empezaba a ir y el duelo maradoneano parecía comenzar a cerrar una primera etapa, estallaron las lágrimas. Desde el palco de La Bombonera, Dalma Maradona agradecía a los jugadores de Boca los gestos de homenaje a su papá. Fue una tarde especial en la cancha xeneize, como en cada partido del fútbol argentino: banderas en agradecimiento, camisetas especiales con la 10 y la figura del ídolo en el pecho y tanto más. Pero la presencia de Dalma fue una sacudida. Durante el entretiempo, La Bombonera quedó a oscuras: la única luz era la del palco que solían ocupar Diego y su familia desde la remodelación del estadio en 1996. Después de un golazo de tiro libre de Edwin Cardona, todo el equipo de Boca se paró debajo del que fue el palco de Maradona y le obsequió a su hija mayor la camiseta número 10. La escena se repitió cuando se cerró el triunfo por 2 a 0 ante Newell´s. 

Au revoir, 10

Neymar, el astro brasileño, entró en calor con una remera de Diego Maradona por encima de la del PSG. Lo escoltan Kylian Mbappé, también los argentinos Ángel Di María y Leandro Paredes. “Adios el 10. Descansa en paz”, dice la remera. En el Parque de los Príncipes, una imagen se proyecta en el cielo y los futbolistas se paran formando una “M” en el centro del campo. La escena se repitió en distintas canchas francesas, como en la del Olympique de Marsella, que venció al Nantes. Allí, Darío Benedetto tuvo el privilegio de dedicarle su tanto a Diego. El ex goleador de Boca, hace unos meses, había declarado que su sueño era conocer a Maradona. Le quedará el consuelo de haberlo homenajeado. 

...
(Foto: AFP)

16 años, 11 días y un gol de zurda

Luka Romero nació en México pero es argentino. Hijo de futbolista, es una de las mayores promesas del fútbol nacional. Este fin de semana quedó claro por qué: con 16 años y 11 días convirtió, de zurda, su primer gol como profesional. El juvenil rompió en llanto de la emoción. Luego, en la tv, se lo dedicó a sus padres y, claro, a Diego, que marcó su primer gol oficial con la camiseta de Argentinos a los 16 años y 12 días. Casualidades. O no.


Sai perché mi batte il corazon

Entre 1984 y 1991 Maradona cambió para siempre la vida Nápoles y del millón de personas que habitan la ciudad más poblada del Sur de Italia. Este domingo, en el San Paolo que pronto se llamará Diego Maradona, el equipo local salió a jugar con una camiseta alla argentina: franjas verticales celestes y blancas. Las pancartas de los tifosi de Nápoli dedicas a Diego con legendarias. Acaso la más recordada sea la que apareció en la semifinal de Italia 90, cuando se midieron la azurra y la Argentina del 10: “Diego, Napoli te ama pero Italia es nuestra patria”. Así fue la de la despedida: “Tu muerte es un golpe en el pecho, un dolor en el corazón. Napoli te promete amor eterno”. Hubo minuto de silencio al llegar al minuto 10. Nápoli goleó  4 a 0 a Roma. El primer gol lo hizo Lorenzo Insigne, el único napolitano de todo el plantel: en el festejo sacó la 10 de Diego, la besó y la dejó sobre el césped del que siempre fue su estadio y ahora llevará su nombre.

...
(Foto: Captura)



Desde Estados Unidos, para Diego

Diego Armando Maradona no pudo volver a pisar Estados Unidos desde que fue expulsado del Mundial en 1994, por doping. No le importó eso al delantero argentino Gustavo Bou, que marcó dos goles en la victoria del New England Revolution, que valió el pase a las finales de conferencia en la MLS. Después de su grito, corrió hasta el banco de suplentes para agarrar una bandera argentina: la estiró sobre el piso con delicadeza, agradeció al cielo y la besó con cariño. “El pueblo no olvida y vos serás eterno”, puso luego en sus redes sociales.


Un adversario despide a un amigo

Carlo Ancelotti es un hombre legendario en el fútbol: dos Champions League como futbolista con el Milan, tres como entrenador (dos con Milan, una con Real Madrid). Es un tipo duro, un italiano clásico. Cuando su Everton se enfrentó al Leeds de Bielsa, Ancelotti entregó una de las imágenes del fin de semana: con los ojos vidriosos y mordiéndose los labios para contener la emoción. “Fue mi rival y se convirtió en mi amigo. Tuve una buena relación con él. Era un buen tipo y una persona muy humilde. Siempre lo amé como persona. Es una gran pérdida para el fútbol, pero su recuerdo estará siempre ahí. Toda la Premier League homenajeó al Diez, incluso pasando en las pantallas gigantes de cada estadio los dos goles que Maradona le marcó a Inglaterra en el Mundial de México 1986.


...
(Foto: AFP)