Paris Saint Germain, el equipo de los astros, con Messi a la cabeza, quedó eliminado en los octavos de final de la Liga de Campeones, al caer de visitante con Real Madrid (España), 3 a 1.

PSG desaprovechó una enorme ocasión para avanzar en el certamen: se puso en ventaja a los 39minutos del primer tiempo con un gol de Kylian Mbappé y capitalizaba, de ese modo, el triunfo 1-0 cosechado en la ida.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Pero un error del arquero Gianluigi Donnarumma permitió la gran reacción de Real Madrid y otra actuación consagratoria de Karim Benzemá, que metió un «hat-trick» para dar vuelta la historia.

PSG, aun encaminado al título en su mediocre liga local, dejó pasar así otra ocasión para saldar una deuda que le resulta cada día más pesada, la de levantar la «Orejona» de la Champions, de nuevo esquiva a pesar de la llegada de Messi para esta temporada.

Así, el director técnico argentino Mauricio Pochettino, quedó en la cuerda floja y su futuro al frente del equipo parisino será decidido en las próximas horas, aunque gran parte de la prensa Europa ya lo da por despedido.