La Asociación Bancaria (AB) y las cuatro cámaras empresarias del sector acordaron este jueves una actualización salarial del 2,1% pendiente para 2020 y una mejora del 29% para 2021.

Tras la firma del acuerdo, el secretario General de La Bancaria, Sergio Palazzo, fue recibido por el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada. 

“Celebro que en pleno funcionamiento de paritarias libres, bancarios y bancarias bajo el liderazgo de Palazzo hayan logrado un acuerdo que no sólo atiende aspectos salariales ventajosos, sino que ofrece un enorme avance en materia de derechos vinculados al género”, destacó el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

El gremialista informó de la reunión a través de su cuenta de Twitter y “agradeció” al mandatario por “la intervención de su gobierno para poder destrabar la paritaria bancaria”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE



La dura paritaria cerró este jueves con un 29% de aumento en tres tramos que se abonarán en dos cuotas de 11,5% desde enero y abril y de otro 6% a partir del 1 de agosto.

Las partes acordaron revisiones salariales en septiembre y noviembre y un salario inicial que incluye participación en las ganancias en enero de casi 92 mil pesos, de 101 mil en abril y de 106 mil en agosto.

El dirigente de La Bancaria, Eduardo Berrozpe, confirmó el acuerdo paritario del 29% y señaló que “hemos alcanzado en una situación extremadamente tensa un acuerdo salarial que está a la altura de las circunstancias, respetando el interés de los trabajadores en relación a su nivel adquisitivo”.

En diálogo con El Destape Radio, el gremialista explicó que “se recupera un 2,1% que estaba pendiente de la paritaria 2020 por efecto del avance de los precios. Sobre ese 2,1% se aplica un 11,5% a partir del 1° de enero, otro 11,5° a partir del 1° de abril, y finalmente, un 6% a partir del 1° de agosto. De esta manera, contabilizando el prorrateo de la participación en las ganancias globales del sistema financiero se alcanza un salario de aproximadamente $106.000”.

Además señaló que “hay dos revisiones en septiembre y noviembre en previsión de que los precios no pudieran estar en orden a lo que se proyecte pero nosotros deseamos que se mantenga” y puntualizó que “nosotros entendemos que lo que hemos suscripto va a alcanzar y que, en su momento, la revisión planteada es acorde”.