El gobierno apura gestiones con representantes de la industria de la carne para poner en marcha una rebaja en el precio de venta de los cortes más populares. La intención de las autoridades es lanzar el llamado Plan Asado en vísperas de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, para luego ver si es factible prorrogar su vigencia después de esas fechas.

La negociación se está desarrollando entre la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Paula Español, y el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC), nucleamiento que agrupa a productores, frigoríficos y vendedores mayoristas de carne bovina. En principio, el plan comprendería tres modalidades: asado, vacío y matambre. Estos cortes son más requeridos en el mercado interno que en el exterior, por lo que las exportaciones no se verían afectadas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

A pesar de la buena voluntad de las partes, la concreción del plan es ardua. Restan definir los precios al público, los puntos de venta, la logística para la distribución y quiénes accederán a reducir su margen de ganancia para facilitar la rebaja. A escasos 15 días de las Fiestas, las definiciones deberían ser inminentes si se quiere implementar el proyecto a tiempo. Fuentes oficiales dejaron trascender que esta semana habría novedades concretas.

Según el relevamiento que realiza periódicamente el IPCVA (Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina), en noviembre los precios minoristas de los cortes bovinos crecieron en promedio 7%, mientras que en los últimos 12 meses subieron 54%, bastante por encima de la inflación registrada por el Indec. En los locales consultados en la Ciudad de Buenos Aires y alrededores, el asado de tira se vendía a un promedio de $ 433 por kilo, el vacío a $ 494 y el matambre a $ 495.

Hace tres semanas, el presidente Alberto Fernández había anticipado la intención oficial de preservar los valores de venta en el mercado interno y desengancharlos de los que se cobran en la exportación. “Debemos cuidar que los precios internacionales de la carne no se vuelvan precios locales en la Argentina y que los argentinos podamos acceder a la carne no a los precios internacionales, sino a los precios de la producción en nuestro país”, dijo el mandatario.

Lo que no está claro es si habrá plafón para mantener el programa después de Año Nuevo y para engrosar la participación del sector en Precios Cuidados. Por ahora, el programa oficial que establece valores de referencia para productos de consumo masivo sólo incluye en la categoría carnes y embutidos al espinazo de novillo, medallones de carne, picada, pollo entero, roast beef, salchichas y tapa de asado.