El titular de la Asociación de Pilotos de la Argentina (APLA), Pablo Biró, aseguró que a la hasta hoy presidenta de Aerolíneas Argentinas, Isela Costantini, «el gobierno la trajo para hacer un ajuste en la empresa pero no quería pagar el costo político» de esas medidas.

Fuentes de la compañía de bandera confirmaron a Tiempo la salida de Costantini por «razones personales» pero el referente de los pilotos apuntó a la interna que la ex ejecutiva de General Motors venía sosteniendo con parte del gabinete económico en torno a la administración del espacio aerocomercial.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Estaba preocupada por las audiencias públicas» agregó Biró al rememorar su última charla con la empresaria, la semana pasada, en ocasión del acuerdo paritario de los pilotos de Aerolíneas Argentinas. Las audiencias públicas en cuestión se realizarán el 27 de diciembre para analizar pedidos de rutas aéreas por parte de 5 compañías low cost.

De acuerdo a fuentes con conocimiento del mercado local, el llamado a la audiencia fue una movida de los sectores políticos que antagonizaban con Costantini para forzar a la ahora ex administradora a avanzar con un fuerte programa de ajuste de los servicios de la línea nacional.

Biró agregó que «nosotros (los pilotos) dijimos apenas asumió que el gobierno la traía para hacer un ajuste, que ella tenía esa capacidad de administrar de acuerdo a la directiva política». En ese sentido, sumó el aviador, «le recortaron el presupuesto permanentemente pero siempre sostuvo que estaba en la línea para hacerla crecer y hacerla eficiente».

Saliendo del terreno de las hipótesis, para el líder de APLA los motivos de la salida de Costantini son una incógnita. No obstante, lanzó que «nosotros tenemos información de que a ella la trajeron para que pague costos políticos que ella no estaba dispuesta a pagar». En la mesa paritaria de esta semana, «no manifestó nada. Estaba contenta con la firma del acuerdo y preocupada por las audiencias públicas y por las reglas de juego que se vienen» para el mercado aerocomercial argentino con la entrada de las aerolíneas de bajo costo.