Las cuentas públicas de julio cerraron con un déficit primario de $ 46.188 millones, un 54,9% menos que en el mismo mes de 2021 en términos nominales, que por efecto de la inflación representó una disminución del 73,6% a valores constantes, de acuerdo con un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC). En la caída del déficit tuvieron una incidencia particular la mejora de los ingresos corrientes (67,5%) que superaron a los gastos (52,8%), en lo que a su vez fue determinante la caída de los subsidios energéticos, principalmente por la aplicación de la segunda tanda de incrementos tarifarios en los servicios de energía eléctrica y gas natural.

Los datos de la OPC se dan a conocer una semana antes de que el Ministerio de Economía difunda el informe del Sector Público Base Caja, previsto para el lunes 22 de agosto, si bien puede haber diferencias por cuestiones metodológicas. El informe del ente bicameral dio cuenta de ingresos totales en julio por $ 1,121 billones, gastos primarios por $ 1,167 billones y gastos totales (que, a diferencia de los anteriores, incluyen los servicios de deuda) por $ 1,289 billones, debido al pago de intereses por $ 122.117 millones. Por esos resultados, el mes pasado concluyó con un déficit primario de $ 46.188 millones (-54,9% nominal y -73,6% real), uno financiero de $ 168.305 millones (-3,2% y -43,4%) y uno económico (ingresos corrientes menos gastos corrientes) de $ 77.690 millones (-32,6% y -60,6%).

Los subsidios a la energía ascendieron en julio a $ 77.708 millones, con una caída nominal del 34,6% y real del 61,7%. En cuanto al impacto en el resultado fiscal, en base a los datos aportados por la OPC puede inferirse que tres de cada cuatro pesos de reducción del déficit primario correspondieron a la baja de los subsidios energéticos: el déficit tuvo una caída interanual de $ 56.224 millones y los subsidios en el mismo lapso disminuyeron $ 41.111 millones. «Es importante destacar que durante el mes de julio no se registraron transferencias a Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico)», señaló la OPC.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre los ingresos corrientes ($ 1,121 billones), los más importantes por su monto fueron los tributarios, con $ 702.904 millones, que tuvieron un alza nominal del 67,5% pero una baja del 2% en términos reales. En segundo lugar se ubicaron los aportes y contribuciones a la seguridad social, con $ 352.424 millones (59,7% nominal y -6,6% real).

En orden decreciente, los principales componentes de los gastos corrientes fueron las prestaciones sociales, con $ 683.965 millones (66,2% nominal y -2,8% real), los gastos en personal, con $ 128.111 millones (93,8% y 13,3%), los subsidios económicos, con $ 124.017 millones (-13,8% y -49,6%) y los intereses, con $ 122.117 millones, que representaron un aumento nominal del 70,9, sin variación en términos reales. En el acumulado de los primeros siete meses del año, el déficit primario alcanzó a $ 1,538 billones, con un alza interanual nominal del 172,4% y real del 71%, en tanto el financiero fue de $ 2,202 billones (124,7% y 41,1%).