En medio de la pandemia por el nuevo coronavirus, la Dirección Médica del Hospital Italiano de la Ciudad de Buenos Aires les anunciaron a sus prestadores de servicios médicos que les reducirían sus haberes durante mayo, junio y julio en al menos un 12% y que la medida podría extenderse si la situación no se modifica en los próximos meses.

En un correo electrónico firmado por Javier Pollán, Jefe de Servicio de Clínica Médica, se les explica a los médicos asociados que la facturan de sus servicios bajó alrededor un 60% y que eso se le suma “los incrementos en los costos ocasionados por la pandemia hacen que el hospital tenga serios problemas para afrontar los costos fijos de funcionamiento”. Esta medida, en principio, no afectará a los trabajadores en relación de dependencia, que son una minoría dentro de este hospital, que tiene más de 5000 médicos. Pero sí golpea más a los trabajadores de la salud cuya especialidad no está directamente relacionada con los cuidados por coronavirus. Es que en los últimos dos meses sus servicios se vieron reducidos solo a emergencias y si no tienen pacientes, no facturan.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Los médicos, que generalmente están afectados a un régimen de pluriempleo también ven afectada su economía personal en forma grave por la caída de la actividad económica. En este contexto, resulta impiadoso imponerles una reducción de sus retribuciones profesionales en una institución de primer nivel como es la que Ud. dirige», le respondió el Dr. Héctor Garin, Secretario General de la Asociación de Médicos de la Actividad Privada (AMAP), a los directivos de la institución.

El Hospital Italiano no es el único centro de salud que aduce problemas para pagarles a sus trabajadores. En el Hospital Alemán les pagarán el 50% del sueldo de abril a la espera de que la Anses se haga cargo de la otra mitad, mientras que el Instituto Otamendi y el Instituto Sol están en una situación similar.