La primera inscripción a la segmentación de tarifas concluye este martes y el Gobierno ya estima que un 30% de los consumidores se quedará sin los subsidios a la luz y el gas y que solo un 10% de las consultas a la página terminarán manteniendo el beneficio. El formulario de inscripción abrió el pasado viernes 15 de julio para los DNI terminados en 0, 1, 2 y 3 y finalizará este martes con los DNI terminados en 6, 7, 8 y 9. Hasta este lunes ya hubo más de 30 millones de consultas a la página, de las cuales solo 3,2 millones podrán mantener el beneficio de los subsidios.

Una de las razones sería que muchos usuarios llenan la planilla, que tiene carácter de declaración jurada, hasta que llega al punto en el que deben dar permiso al Estado para cruzar sus datos fiscales. Desde el Gobierno  que podría tratarse de personas de ingresos altos (de más de 348.000 pesos a nivel de grupo familiar), pero percibidos en negro, quienes prefiere no blanquear su situación a costa de perder sus beneficios sobre las tarifas. Esto revelaría que el Estado estuvo subsidiando a personas que no lo necesitaban, pero que además ocultaron sus ingresos reales al fisco. Se estima que se trata, por ejemplo, de dueños de pymes, comerciantes y profesionales que perciben altos ingresos por fuera del sistema y evadiendo sus impuestos ante la AFIP.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En base a estos datos, se calcula que cerca del 30% de los usuarios del país dejará de recibir estos beneficios por encontrarse en el segmento superior, cuando la estimación original era que solo el 10% superior caería en esta categoría. De confirmarse esta proyección, el ahorro para el Estado será de cerca del triple al esperado cuando la segmentación fue lanzada a mediados de junio. Una vez que termine el período de inscripción, entre el miércoles 27 y el lunes 31 de julio la inscripción estará abierta nuevamente para todas las terminaciones de documento, por lo que los números finales se sabrán a partir del 1 de agosto, cuando la segmentación entre en vigencia. Cabe aclarar que el Estado asigna provisoriamente a cada usuario al segmento en el que el propio usuario se inscribió y solo luego de realizar el cruce de datos lo reasigna a otro segmento si así correspondiera.