Vía cláusula gatillo por inflación, la Asociación Bancaria y la Cámara ADEBA firmaron un anexo del 8 por ciento en la paritaria de este año, a cobrarse en dos tramos. En el acumulado, el salario de bancarios subió un 32% en lo que va del año, en línea con la inflación.

En rigor, la paritaria 2018 de bancarios fue (con el nuevo monto incluido) del 28%. El 4% restante corresponde a una compensación por el año anterior. En 2017, La Bancaria había obtenido un 25% (inflación en el mismo lugar), con un 4% correspondiente a una compensación por 2016, cuando la paritaria había cerrado en 33%, con una inflación de 40%.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El 8% obtenido este martes por la cláusula gatillo, se cobrará en dos tramos: un 4% retroactivo al 1 de agosto y un 4% a partir del 1 de septiembre.

A través de un comunicado, el gremio liderado por Sergio Palazzo advirtió que “se ratificó la continuidad” de la cláusula gatillo, siempre que la inflación “supere el 28%”. Si se tiene en cuenta que los pronósticos inflacionarios colocan al IPC general por encima del 32% para fin de año, es muy probable que los bancarios tengan una nueva actualización en esta paritaria.

“De esta manera –continúa el comunicado-, nuestra organización sindical, en el marco de una situación extremadamente crítica, garantiza la defensa del poder adquisitivo de los salarios bancarios”.