La industria textil agrupada en Pro Tejer redujo su ritmo de producción “al mínimo” entre las 13 y las 16 de este jueves como respuesta al pedido del gobierno nacional de bajar el consumo de electricidad a fin de evitar cortes masivos del servicio eléctrico, como el del martes pasado que dejó a más de 700.000 usuario sin servicio.

Tiempo pudo saber que la decisión de Pro Tejer es recomendar a las empresas asociadas que repitan la reducción del consumo eléctrico también este viernes, cuando se espera que la temperatura en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) supere los 40 grados.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Vamos a reducir al mínimo el proceso productivo vinculado al uso eléctrico”, le dijo a Tiempo una fuente del sector.

Ante la posibilidad de una repetición de la caída del servicio por esta nueva ola de calor, el gobierno nacional determinó que todo el personal de las dependencias públicas nacionales trabaje en modo remoto desde sus domicilios (en os casos en que es posible) a partir de las 12 del jueves. La medida se extenderá hasta el viernes.

Pro Tejer agrupa a diversas eslabones de la cadena de valor textil, desde las fábricas de fibras naturales y sintéticas hasta la confección de prendas de vestir pasando por la producción de hilos y tejidos.