La deuda pública argentina alcanzó los 311.251 millones de dólares al 30 de septiembre último, según los datos más recientes del Ministerio de Hacienda. Esto equivale a un crecimiento de 70 mil millones de dólares respecto del nivel de deuda que recibió Mauricio Macri al iniciar su gobierno, en diciembre de 2015.

La contracara de este endeudameinto es que en los cuatro años que duró el mandato de Macri, la fuga de capitales superó los 80 mil millones de dólares.

De la deuda total vigente, el 55% está emitida bajo legislación argentina mientras que el 45% restante lo está bajo legislación extranjera. Ello incluye los 67.389 millones de dólares que Argentina les debe a organismos multilaterales de crédito, especialmente al Fondo Monetario.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Durante el gobierno de Macri se exacerbó el endeudamiento en moneda extranjera. El resultado es que al final del tercer trimestre de este año, el 80% de la deuda está denominada en moneda extranjera, básicamente dólares.

El endeudamiento macrista también se caracterizó por ser de corto plazo. Por ello se acumulan fuertes vencimientos en los próximos años. En particular, para el primer semestre de 2020 el gobierno nacional tiene vencimientos de deuda por 36.400 millones de dólares, de los que 14.603 millones son en moneda extranjera mientras que el resto es en moneda nacional por un equivalente de U$S 22.339 millones.

Las dificultades para pagar la deuda pública derivaron en un virtual default del macrismo. Fernández asumirá con la obligación de renegociar los vencimientos. «