Juan José Aranguren no es el único funcionario del Ministerio de Energía con vínculos con empresas a las que ahora deben monitorear.

El pasado domingo 12 de junio, Tiempo publicó un informe de las distintas incompatibilidades en la cartera de Aranguren, en que se detallaba:

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

-José Luis Sureda, secretario de Recursos Hidrocarburíferos, estuvo más de 10 años como vicepresidente de Ventas de Gas Natural de Pan American Energy (PAE)

-Daniel Redondo, el secretario de Planeamiento Energético Estratégico, es ex CEO y presidente de Esso Standard, subsidiaria de Exxon Mobil. En su declaración jurada obligatoria, hizo pública su participación en Dypsa SA Inversion, una empresa de desarrollo inmobiliario que hace entre otros proyectos un exclusivo hotel para ejecutivos cerca del yacimiento de Vaca Muerta, el mismo que empañó la campaña de Laura Alonso (Oficina Anticorrupción), cuando decidió guardar silencio por las cláusulas secretas del acuerdo con la multinacional Chevron.

-Alejandro Sruoga, secretario  de Energía Eléctrica, quien ya ocupó ese puesto durante el gobierno de la Alianza, proviene en cambio de la consultora SYA, donde fue socio gerente y “asistió técnicamente a empresas eléctricas y organismos regulatorios” entre  1998 hasta 2015.

-Daniel Meilán, el secretario de Minería, que ya se desempeñó en el área durante el gobierno menemista, también es señalado por sus fuertes vínculos con empresas mineras.