Horas de ríspidas discusiones terminaron con la aprobación del Presupuesto 2019 en la Cámara de Senadores. El presidente Mauricio Macri salió a defender el ajuste con el argumento de que  traerá “equilibrio” en las cuentas fiscales y es necesario para “poner en caja todos los abusos cometidos”. Al mismo tiempo, volvió sobre el argumento de que los argentinos “no podemos seguir viviendo por arriba de nuestras posibilidades”.

En una entrevista con la radio pampeana Don, Macri puntualizó que esos “abusos que se han cometido” son los responsables de “tener que pedir plata prestada”. Al mismo tiempo, negó los recortes en salud y educación, y se desentendió de la inversión en esas dos áreas, ya que argumentó que “son responsabilidades primarias de las provincias”. De esta manera, el rol del Estado nacional para el primer mandatario se reduce a “dar apoyo y rediseñar el contenido pedagógico”. En esa línea, además, reclamó a las provincias y municipios que se “manejen con los recursos que existen con los impuestos que pagan los argentinos”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE
En su defensa del Presupuesto, se refirió al impuesto de 4 pesos por dólar que su gestión aplicó a las exportaciones como una medida de “emergencia” que se irá reduciendo en el tiempo. Concluyó con que «este presupuesto comienza a encaminarnos para que se gaste lo mismo que ingresa».