Trabajadores repartidores de las aplicaciones Glovo, Rappi, Pedidos Ya y Uber-Atis, entre otras empresas de distribución a domicilio, realizan este viernes un paro y marchan en las principales ciudades del país en demanda de un aumento salarial del 100 por ciento y en rechazo de la precariedad laboral en la actividad, agravada por la pandemia.

En la ciudad de Buenos Aires la protesta se realiza a partir de las 11 en el centro porteño, cuando se congregarán en el Obelisco para, desde allí, movilizarse hacia la sede la cartera laboral ubicada en la avenida Callao al 100.

“Los repartidores reclaman en el contexto de la grave pandemia un aumento del 100 por ciento por cada viaje realizado porque les redujeron esos ingresos y los viajes, mientras exponen la vida cada vez que salen a trabajar”, explicó la Asociación de Trabajadores de Reparto (ATR) en un comunicado.

Con epicentro en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), la protesta se replicará hoy en las principales ciudades del país en las que la ATR tiene representatividad, como Mar del Plata, Corrientes, Neuquén, Rosario, Córdoba, Mendoza y Santa Fe, concluyó el documento de prensa del gremio.

Maximiliano González, de la Asociación de Trabajadores de Reparto, afirmó que la medida de fuerza fue decidida por una asamblea general de trabajadores, quienes de forma unánime aprobaron “un nuevo plan de lucha en demanda de la entrega de elementos de seguridad e higiene y un incremento del 100 por ciento del pago por cada envío”.

“Los trabajadores también determinaron que se sumarán al reclamo de justicia por Emma y Franco, dos repartidores muertos en su horario de labor, y por la inmediata reincorporación de todos aquellos desvinculados por luchar”, añadió el representante gremial a través de un comunicado.

En abril, los repartidores argentinos adhirieron a la primera huelga mundial de la actividad en demanda de idénticas reivindicaciones.