La idea de reencontrarse con el público de manera presencial corre con ansias por estos días en muchos músicos de todo el país. Esa sensación, la de volver a tener presente a quien presta ganas y oídos, es lo que movilizó a Julieta Laso (ex cantante de la Orquesta Típica Fernández Fierro) para dejar Salta y volver a Buenos Aires para ofrecer sus nuevas canciones donde el tango siempre está presente.

Bajo el manto de lo que será La Caldera (su nuevo álbum por editarse en algún momento de 2021), Julieta pisará el escenario del CAFF el sábado 27 de febrero para adelantar canciones de ese lanzamiento pero también para repasar algunas composiciones de su disco anterior (Martingala, 2018) y para darse el gusto de encontrarse con su banda, a la que por razones sanitarias no pudo seguir viendo como antes de 2020.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Yo me fui a vivir a Salta un toque antes de la pandemia y pasé unos nueve meses allá, aunque después de ese tiempo volví a la ciudad para grabar un nuevo disco pero terminé con eso y regresé. Ahora estoy de vuelta porque mi idea es ir y venir”, aclara Laso sobre su ausencia de Buenos Aires.

La fecha del 27 está básicamente motivada por lo que Julieta llama “ganas enormes”, motivadas por el reencuentro con sus músicos y volver a cantar en vivo. “Juntarnos como antes de la pandemia para tocar de nuevo es lo que más me importaba, sobre todo porque a raíz de lo que pasó no los pude ver más. Si bien nos encontramos para grabar hace dos meses, hace concretamente un año que no tocamos en vivo. Por otro lado, está la necesidad de encontrarnos con la gente de la forma que se pueda, por eso creo que será todo muy intenso en relación a la oportunidad de volver a tocar en vivo. El show durará unos 50 minutos donde vamos a presentar algunos temas en calidad de estreno más algunas cosas anteriores. Creo que será algo muy fuerte encontrarnos de nuevo así que espero que sea todo emocionante, sobre todo por las ganas que tenemos todos los que subiremos al escenario”, destaca la cantante.

Tal como dice Julieta, en 2020 no hubo shows de su parte, pero en plataformas fue posible escuchar algunos singles que hoy sabemos serán parte de La caldera, el nuevo álbum por llegar. “La idea durante el año pasado era tener la opción de mostrar música aunque no estuviésemos tocando. Con respecto a este nuevo disco, puedo decir que sigue un poco por el camino de Martingala, aunque hay varias versiones de clásicos, inclusive hay un vals de Lucio Mantel que hizo especialmente para que lo cante. Va por ese camino lo que vendrá, el de la música popular, tanguera y urbana. Con este disco que viene estoy muy contenta”.

Con esa dinámica de lanzamiento de singles, lo que aclara Laso es que la planificación del lanzamiento de un disco por estos días es algo muy difícil. “Vamos a seguir lanzando canciones, y en algún momento el disco saldrá, seguro, seguro este año. Pero la verdad es que es muy difícil tratar de ponerle fecha a algo con todo lo que pasa. La idea es lógicamente presentarlo en vivo, aunque poner una certeza a un show de ese estilo por estos días es algo complicado. La dinámica de los singles me parece que fue lo mejor para que la gente vaya conociendo el disco. Hubo algunos temas como ‘Trapito’ que fueron muy bien recibidos, y eso nos alegró porque por suerte haber trabajado en estudio fue lo que permitió lanzar cosas en la pandemia”, revela.

Uno de los orgullos de Julieta para lo que vendrá en mucho se vincula con la existencia de su banda, compuesta por Noelia Sinkunas (piano), Alexey Musatov (violín), Paloma Schachmann (clarón y clarinete), Cristian Basto (contrabajo), Matías Fernández Levi (Batería y percusión. “Ellos son espectaculares –dice la cantante–. Nosotros antes de la pandemia veníamos con un ritmo de shows muy lindo, pero de repente todo se volvió complicado. Pero la verdad es que hoy en día tenemos una necesidad de tocar grande, y como no sabemos qué va a pasar con respecto a las aperturas, lo concreto es que queremos estar juntos para componer, ensayar, estar juntos. Eso es algo que todos los músicos comparten y nosotros no salimos de ese esquema. Con ellos como banda estoy feliz, feliz”.

Otro de los motivos que trajeron a Laso de nuevo a Buenos Aires se vincula con su participación en un futuro disco homenaje a Sandra Mihanovich y Celeste Carballo del que poco se sabe oficialmente pero que tiene a la ex OTFF muy movilizada. “Eso es tremendo. Me llamó Barbie Recanati para participar de un disco homenaje merecidísimo por el disco Mujer contra mujer, de Sandra & Celeste. La verdad es que no sé si puedo contarte mucho más, pero te digo que a mí me toca cantar en uno de los temas. Cuando me llamaron dije que estaría inmediatamente porque la canción que me toca cantar tiene un significado tremendo. Ellas hicieron un recorrido total en su momento así que este es un homenaje muy merecido”, puntualiza.

Haber dejado todo en Capital Federal para vivir en Salta implica un salto importante en la vida de una cantante como Laso. Las motivaciones fueron varias, aunque ella admite que sigue amando Buenos Aires. “Mi pareja es salteña (NdeR: la realizadora Lucrecia Martel) y teníamos la fantasía de abandonar la ciudad, algo que hicimos justo antes de la pandemia y que terminó siendo la mejor opción. Me encanta Buenos Aires, tengo trabajo acá, pero hacer base allá es dar con un buen momento para irse de las grandes ciudades. Inclusive en Salta estuvimos trabajando en una especie de episodio musical entre esa ciudad y Buenos Aires que dirigió Lucrecia. Estoy muy feliz con la decisión que tomé y me hace muy feliz vivir en el campo”, concluye.


Julieta Laso adelanta nuevas canciones de su nuevo álbum, La Caldera. Sábado 27 de febrero a las 22 puntual. Caff, Sánchez de Bustamante 772.