Muy lentamente el mundo de la ficción nacional se va activando a base de protocolos y nuevas historias que llegarán próximamente al prime time televisivo. Polka, la productora de Adrián Suar, volvió al campo de las producciones audiovisuales con una historia que pronto tomará  un espacio en la pantalla de El Trece.

Con el foco puesto en las desigualdades sociales según Polka, la productora apuntó a construir una trama que coloque ese tópico como núcleo central dentro de un marco sentimental. Se trata de la tira La 1-5/18, que contará con un grupo en pantalla de actrices y actores donde resaltan las figuras de Agustina Cherri, Esteban Lamothe y Gonzalo Heredia, secundados por Luciano Cáceres, El Polaco, Romina Gaetani,  Leonor Manso, Leticia Bredice (entre otros) y donde resalta la actriz paraguaya Lali González, conocida en términos cinematográficos por haber participado de la película 7 Cajas.

La producción que saldrá al aire con fecha a determinar fue presentada recientemente por medio de un tráiler donde se observa a los personajes caminar por una villa de emergencia enunciando los pesares y situaciones que viven en el lugar. Ya casi sobre el final de las imágenes (que no llegan al minuto de duración en pantalla) todas las voces se unen para decir: “Somos el barrio, su gente, su vida, somos la 1-5/18, somos uno”.

Las repercusiones mayoritarias en las redes fueron críticas con el modelo elegido por la productora para representar a los miembros de barrios no urbanizados. Pero la calidad de la producción recién podrá analizarse en profundidad luego del estreno. Mientras tanto, no deja de ser positivo que luego de más de un año sin producciones de carácter nacional el panorama de la ficción local vuelve a reactivarse.

La 1-5/18 da cuenta de la vida de múltiples vecinos que a pesar de sus múltiples dificultades están dispuestos a enfrentar problemas y ayudar a quienes forman parte de ese espacio geográfico postergado. En ese contexto es que Lola  y Rita (roles interpretados por Agustina Cherri y Lali González respectivamente) son las encargadas responsables de un comedor comunitario, donde asisten  a quienes lo necesitan de manera solidaria.

La Peñaloza (el nombre ficcional elegido para denominar al asentamiento formalmente conocido como 1-5/18) exhibirá en pantalla problemas que suelen atravesar estos barrios vulnerables, tales como peleas entre narcotraficantes, situaciones ligadas a la explotación y carencias de todo tipo que serán los ejes de la nueva trama de la productora de Suar. Las grabaciones que se verán pronto como parte de los capítulos iniciales de la tira comenzaron a desarrollarse a mediados de abril, utilizando parcialmente como locaciones a la Villa 31 de Capital Federal, pero también se construyeron escenografías similares a la de ciertos asentamientos de nuestro país en los estudios de Polka.