Hoy la industria del cine repetirá una experiencia que no tenía desde 2001: La fiesta del cine. Esto consiste en un día de entradas a $35 para películas estreno y reestreno (como las taquilleras Batman vs. Superman, Buscando a Dory, Escuadrón suicida, La vida secreta de las mascotas, El hilo rojo y Me casé con un boludo, entre otras). La iniciativa corresponde a distintos sectores de la industria y participan Cinemark, Hoyts, Village, Atlas Cines, Cinema La Plata, Cinema City General Paz, Cinema Adrogué Cinemacenter, Cines Multiplex, CPM Cinemas y el Espacios INCAA.

Nicolás Ojeda, de Cines Multiplex, explicó que la cámara que nuclea a las cadenas fue la que empezó a interesar a las distintas salas a participar del evento, debido a lo que calificó como «unos meses flojos de material». «Históricamente -detalla-, el cine describe una curva que se repite: vacaciones de invierno y hacia fin de año son los puntos pico, que a su vez coinciden con los grandes tanques de Hollywood que se estrenan en el exterior. El tema es que este año la curva descendente luego de las vacaciones de invierno, se vio acompañada por la salida de cartel de los estrenos fuertes.» Y eso hizo que el descenso fuera más pronunciado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Si bien la iniciativa tiene su único antecedente en 2001, Ojeda dice que los números no avalan la comparación entre aquel aciago año y este. En octubre se vendieron 2.744.902 entradas, una cifra 6,45% menor que el mismo mes de 2015. Sin embargo, para el período 2006-2016, el último octubre 2016 se ubica quinto, detrás de 2012, 2014, 2015 y 2011. Mientras, en lo que va del año, se vendieron 44.587.323 tickets, unos 600 mil menos que en 2015, año récord en ventas en las últimos tres décadas.

Los organizadores esperan que este domingo sirva para emparejar las cifras de 2015, en el que noviembre y diciembre figuraron entre los peores meses.

«En esta segunda parte del año no hubo ninguna película para chicos como para que fuera la familia o algún padre con sus hijos», dice Ojeda para reforzar la idea de los reestrenos. El lunes se sabrá si el 13 es el nuevo número de suerte para el cine. «