Se cumplen 30 años del nacimiento formal de una de las familias (tal vez la más celebrada) de la televisión mundial. Hablamos de Los Simpsons, la creación de Matt Groening que después de tres décadas consecutivas sumó records, docenas de premios y múltiples controversias.

El primer capítulo de la serie se emitió el 17 de diciembre de 1989 pero ese fue el comienzo formal. El inicio de Los Simpsons fue más bien humilde y sin tanto protagonismo, cuando eran una parte secundaria en 1987 del programa The Tracey Ullman Show -de la cadena Fox-, donde tenían una participación más bien acotada. Pero dos años más tarde al comenzar su primera temporada ya nadie pudo detener el protagonismo de Homero, Marge, Bart, Lisa y un notable equipo de personajes secundarios. Desde ese momento atravesaron años, décadas, situaciones culturales excepcionales y hasta supieron dar cuenta de esos sucesos en pantalla.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El fenómeno de Los Simpson fue tal en Hollywood que los famosos no tardaron en querer participar de algún capítulo, ya sea haciendo de ellos mismos o grabando su voz para algún personaje construido para la ocasión.

Matt Groening le dio vida a la serie como una parodia de la sociedad norteamericana, haciendo foco en una familia normal ubicada en una ciudad ficticia llamada Springfield. Al día de hoy se generaron más de 700 capítulos, el programa saltó de la televisión al cine con gran éxito y hasta fue traducida a más de 20 idiomas en su contexto televisivo. Con el paso de los años la serie recreó con sus imágenes situaciones históricas que todos recuerdan, tal como lo hizo con lo ocurrido en el concierto de los Beatles -sucedido en la terraza de Apple Records el 30 de enero de 1969- en ocasión de cumplirse en 2019 el cincuentenario del último concierto de los Fab Four.

El año pasado fue otro periodo notable para Los Simpsons cuando quebraron un record que persistía en el tiempo. En abril de 2018 cuando se puso al aire el capítulo 636, la serie se convirtió en la más larga de toda la historia de los Estados Unidos superando a Gunsmoke, una producción sobre cowboys nacida en la década del 50 que ostentaba 635 emisiones televisivas.

Con semejantes números no parece que el final de la vida de la familia de Springfield esté muy cerca. Por el momento continuará hasta el 2021, y hasta Matt Groening anunció que una nueva película sobre los personajes amarillos se encuentra en periodo de pre producción. Durante estos 30 años la serie fue y sigue siendo muy rica en acontecimientos y particularidades, de los cuales resaltan los siguientes:

  • La tonalidad amarilla de los personajes fue elegida adrede para que los televidentes al cambiar de canal se detuviesen al ver un salto cromático.
  • Springfield es una ciudad ficticia y no remite a ninguna de las 30 ciudades estadounidenses que llevan el mismo nombre.
  • En las segunda temporada de la serie participó Dustin Hoffman, aunque pidió deliberadamente no aparecer en los créditos finales por temor a ser mal considerado por participar en una serie de dibujos animados.
  • Existe una versión oficial de Duff, la cerveza favorita de Homero, que se vende en Estados Unidos.
  • En la década del 90 varios directores de escuelas prohibieron el uso de remeras con la figura de Bart Simpson por considerarlo una mala influencia.
  • Elizabeth Taylor participó microscópicamente en la serie doblando la voz de Lisa Simpson por menos de 10 segundos.
  • El rey del pop Michael Jackson, interpretó a un enfermo mental en 1991. Sin embargo y por razones estrictamente personales eligió aparecer en los créditos como John Jay Smith.
  • El veterano actor Hank Azaria dobló la voz de 16 personajes habituales de la serie, incluido el corrupto Jefe Gorgory, el cantinero Moe, y el comerciante hindú, Apu.
  • El fundador de Wiki Leaks, Julian Assange, fue invitado a un episodio de la temporada 23. Grabó su voz por teléfono desde su reclusión en la Embajada de Ecuador en Gran Bretaña.
  • Los Simpsons predijeron hechos de la vida real. En el capítulo llamado Bart hacia el futuro, Lisa logra convertirse en presidenta de Estados Unidos, y desde su oficina en la Casa Blanca afirma: “Como saben, heredamos una grave escasez de presupuesto del presidente Trump”. Cabe aclarar que este capítulo fue emitido en 2000, unos 17 años antes que el actual presidente de los Estados Unidos llegase a la presidencia.
  • Elizabeth Taylor, Susan Sarandon, Alec Baldwin, Mark Hamill, Steve Buscemi, James Caan, Ricky Gervais y Joe Mantegna fueron los únicos actores invitados que se interpretaron a sí mismos.