La cadena estadounidense de noticias CBS News acaba de informar que la policía de Los Angeles confirmó la muerte del músico y cantante Tom Petty, quien fue hospitalizado de urgencia hace algunas horas tras sufrir un ataque cardíaco en su casa en el barrio de Malibú, a pocos kilómetros del centro de la populosa ciudad. El artista había sido encontrado inconsciente y sin respirar, siendo trasladado de inmediato con pronóstico reservado al centro asistencial UCLA Santa Mónica Hospital. Tenía 66 años y había ganado fama durante la década de 1970 como solista al frente de su banda, los Heartbreakers.

Se trata de uno de los músicos de rock más populares de la seminal década de los ’70, quien con su banda compuso un puñado de canciones que rápidamente se convirtieron en clásicos, como “American Girl,” “Free Fallin’,” “Breakdown,” “Listen to Her Heart”, entre otras. Ya en los años ’80 y con su fama bien ganada, formó parte del supergrupo The Traveling Wilburys, que integraba junto a otras leyendas del rock and roll como el ex Beatle George Harrison, Roy Orbison, Jeff Lynne y el último ganador del Premio Nobel de Literatura, Bob Dylan. Con los Wilburys grabaron dos discos, titulados The Traveling Wilburys, Vol. 1 (1988) y The Traveling Wilburys, Vol.3 (1990), siendo el primero de ellos el más famoso, incluyendo la exitosa “Handle with Care” y otras 11 canciones.

Ya convertido en leyenda, Petty disfrutó de algunos hechos curiosos de la fama. En los ’90 fue parte de un episodios de la serie animada Los Simpsons, en el que le da clases de composición a Homero y sus amigos en un campamento rockero. En el año 2002 fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll junto a su tradicional banda. En diciembre pasado Petty había declarado a la revista Rolling Stone que creía que la gira que estaba a punto de comenzar, con la que celebraba el 40º aniversario junto a los Heartbreakers, sería la última. En el marco de la misma, la banda realizó su última presentación el lunes pasado, concluyendo una serie de tres conciertos que tuvieron lugar en el famoso auditorio Hollywood Bowl. La gira incluía más de 50 shows a lo largo de los Estados Unidos. “Seguramente después seguiremos tocando”, dijo Petty a Rolling Stone, “pero ya no creo que vayamos a dar 50 conciertos seguidos y estaría mintiendo si no dijera que esta es nuestra última gira. Ya no quiero pasar la vida en la ruta.”