El viudo Carlos Carrascosa fue absuelto este martes por el crimen de su esposa María Marta García Belsunce, la socióloga que hace 14 años fue asesinada de seis balazos en la cabeza en su casa del country Carmel de Pilar, según lo resolvió la Cámara de Casación bonaerense tras realizar una revisión de los fallos que lo habían condenado en el 2007 y en el 2009.

“De la emoción casi no puedo ni hablar”, dijo Carrascosa en declaraciones al canal de noticias C5N, donde además agregó que “ahora vamos a averiguar” quien mató a María Marta.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En tanto, el abogado de Carrascosa, Fernando Díaz Cantón, aseguró que su cliente es “inocente” y afirmó que “finalmente se hizo Justicia”, tras conocer el fallo de la sala de transición de la Cámara de Casación provincial, un tribunal especialmente conformado por los jueces Víctor Violini, Martín Ordoqui y Daniel Carral, para revisar las condenas.

Según el fallo de Casación, al que tuvo acceso Télam, Carrascosa fue absuelto por los delitos de “encubrimiento agravado y homicidio calificado por el vínculo”, por lo que había sido condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro, en 2007, y la sala I del Tribunal de Casación, en 2009.

Además de disponer la inmediata libertad del viudo, los camaristas ordenaron extraer copias de la sentencia para que se investigue si existieron irregularidades en la investigación del caso por parte del fiscal del caso, Diego Molina Pico, para que sean remitidas al Jurado de Enjuiciamiento de la provincia de Buenos Aires, a la Procuración bonaerense y al presidente de la Suprema Corte de Justicia provincial.

La socióloga García Belsunce (50) fue hallada muerta el 27 de octubre de 2002 en su chalet del country Carmel de Pilar, con medio cuerpo semisumergido en la bañera y su marido declaró siempre que él pensó que había sufrido un “accidente” y se había golpeado la cabeza con una viga y las canillas.

La autopsia practicada a 36 días del hecho comprobó que había sido asesinada de seis balazos en el cráneo, cinco de los cuales penetraron y el sexto -“el pituto”- que le rebotó, con un arma calibre .38 largo que nunca apareció.

En un primer juicio, el viudo fue condenado por el TOC 6 de San Isidro en 2007 sólo por el “encubrimiento” y absuelto por el homicidio, pero en 2009 el Tribunal de Casación lo condenó directamente a prisión perpetua como autor del crimen de su esposa.

En 2014, gracias a una apelación de su defensa, la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó la revisión del fallo condenatorio que ahora fue analizado por este tribunal de transición de Casación provincial, y que otorgó la absolución de Carrascosa.

Al cumplir 70 años, y luego de pasar cinco años en el penal de Campana, Carrascosa fue beneficiado en diciembre de 2014 con prisión domiciliaria y tras pagar una fianza de un millón de pesos desde febrero de 2015 estaba monitoreado con tobillera electrónica.

Si bien vivió durante un tiempo en un country del partido bonaerense de Escobar, en los últimos meses se había mudado a una casa familiar en Luján, según confirmó Horacio García Belsunce, hermano de la socióloga asesinada y cuñado de Carrascosa.

Finalmente, afirmó a la prensa que tiene “la grandeza de ser inocente”, porque “si fuera culpable estaría brindando con tres champagne” y envió una carta a los medios de comunicación en la que dice que “perdona” a los periodistas que lo consideraban culpable, pero pide que lo ayuden a esclarecer el hecho.

El siguiente es el texto completo:

Estimados periodistas:

Yo sé que todos ustedes creyeron en mi, pero es difícil dar su opinión en ciertos medios.
Los entiendo y los perdono.

Eran muy distintas las charlas que tenían personalmente con lo que luego decían en tv.

Pero pasado pisado y de acá en adelante les pido ayuda para lograr mi segundo objetivo que es “saber quién mató a María”.

Sé que lo van a hacer.

Un abrazo a todos.

Carlos Carrascosa