El servicio de mensajería instantánea Whatsapp y las redes sociales Facebook e Instagram (todas propiedad de Facebook) registraron a partir del mediodía una absoluta caída en países como Argentina, Brasil y España. pero luego se estableció que la falla es a nivel mundial. Recién se fueron restableciendo sobre el anochecer

Downdetector, plataforma que registra los reportes de fallas y caídas de sistemas en tiempo real, informó más de 5.000 mil episodios de cortes a los pocos minutos de conocerse los problemas. La situación está provocando quejas de los usuarios en otras plataformas, como por ejemplo Twitter, que se encuentra activa y se pobló de memes burlándose de la situación.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

De momento no hay información oficial sobre las causas de la caída del servicio. Pero se sabe que es a nivel global y se especula que puede tener que ver con alguna actualización dado que tanto el servicios de mensajería instantánea como las dos redes sociales son todas propiedad de Facebook.

Whatsapp es el servicio de mensajería instantánea más utilizado en los teléfonos móviles con sistema operativo Android y también en los iPhone que funcionan con iOS. La falla deja incomunicados a miles de millones de smartphones de todo el mundo. En cuanto a Facebook e Instagram no se actualizan los «muros» o «feed», al igual que las stories.

Antecedentes

Si bien WhatsApp e Instagram habían sufrido una caída en marzo y julio de este año, la última vez que se registraron fallas en los tres servicios en simultáneo fue en julio de 2020, según el portal Adsl Zone.

Sin embargo, la caída más grande de la historia de la aplicación WhatsApp fue la registrada el 13 y 14 de marzo de 2019, que tuvo una duración de al menos 14 horas, que también afectó a las otras tres aplicaciones de la empresa.

A pesar de que las primeras hipótesis sobre la causa de la caída apuntaban a «un ciberataque ejecutado por piratas informáticos alrededor del mundo», rápidamente la compañía informó que se trataba de «una falla técnica en la configuración de sus servidores», consignó el portal especializado Andina Link.

En ese entonces, Facebook contaba con 2.300 millones de usuarios, WhatsApp más de 1.500 millones e Instagram alrededor de 1.000 millones. Actualmente, según el sitio Statista, Facebook acumuló más de 2.700 y 1.300 millones en Facebook Messenger, Instagram sumó unos 200 millones más, mientras que WhatsApp alcanzó los 2.000 millones de usuarios activos.

En Twitter, la red social a la que «vuelven» los usuarios cuando las demás fallan, estallaron las quejas por la «mala calidad» del servicio, muchas de las cuales alentaron también ​el reemplazo de WhatsApp por Telegram, una aplicación de mensajería que ya cuenta con 500 millones de usuarios activos y que «no ha tenido apenas caídas en los últimos años», detalló Adsl Zone, aunque esta tarde permanece colapsado por el exceso de demanda de mensajería.

Los memes

A pesar del malestar por el mal funcionamiento, fueron numerosos los mensajes humorísticos al respecto, que incluyeron halagos a Twitter por su correcto funcionamiento, la reivindicación a aplicaciones de años anteriores, como Messenger, y anécdotas de los primeros minutos de incertidumbre cuando aún no había certezas de la caída.

Los tuits hicieron referencia, también, a memes virales en las redes sociales, escenas de Los Simpson y otros dibujos animados, series, películas y partidos de fútbol emblemáticos, entre otros.

También muchas personas celebraron «el respiro» momentáneo de estas redes sociales, que suponen un «bombardeo» de contenidos constante y que terminan por generar cierta dependencia.

En línea con esto, medios internacionales dieron a conocer que la interrupción de los servicios se produjo un día después de que Frances Haugen, una exempleada de la compañía, apareciera en la televisión estadounidense para revelar su identidad tras filtrar documentos a las autoridades alegando que Facebook sabía que sus productos estaban alimentando el odio y dañando la salud mental de los niños, consignó esa tarde la agencia AFP.

Haugen, una experta en datos de 37 años, trabajó para empresas como Google y Pinterest pero dijo que Facebook era «sustancialmente peor» de que lo que había visto antes.

A partir de estas declaraciones, la empresa Facebook quedó envuelta en una tormenta y el diario The Wall Street Journal detalló cómo la compañía sabía que sus productos, incluido Instagram, estaban dañando a las niñas, especialmente en lo que respecta a la imagen corporal, consignó AFP. Hasta el momento Facebook no se expresó sobre lo dicho en la entrevista a Haugen.