El crítico estado que atraviesan la ciencia y la tecnología merced al ajuste de la gestión de Cambiemos es motivo de preocupación para vastos sectores, que ya están pensando en alternativas que logren revertir esta situación en el futuro próximo, a partir de un cambio de gobierno. En esa línea, el próximo martes 11 de junio se realizará un encuentro federal en el que se presentarán propuestas para el sector, organizado por la Comisión de Innovación, Ciencia y Tecnología del Instituto Cafiero. El encuentro tendrá lugar en la sede de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), Sarmiento 2037, CABA, desde las 14.

Inspirado en la idea de que “el que sueña solo, sólo sueña; el que sueña con otros, hace historia”, el Instituto Cafiero nació un año atrás como una iniciativa de 16 universidades nacionales y referentes del PJ como Santiago Cafiero, nieto del histórico dirigente peronista. Su objetivo es funcionar como una usina de ideas, con una convocatoria plural para la formación y evaluación de políticas públicas con una visión regional e internacional.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La Comisión de Innovación, Ciencia y Tecnología del instituto es coordinada por el ingeniero Carlos Gianella y ya ha publicado numerosos documentos acerca de la grave situación en organismos científicos como el Conicet, INTI, INTA o CNEA. “El sistema nacional de ciencia y tecnología está siendo sometido a una triple crisis: presupuestaria, institucional y de sentido -explica Gianella-. Está en modo de subsistencia y lo único que ha evitado el éxodo masivo de investigadores ha sido la esperanza de un cambio en las próximas elecciones”.

Para el economista Fernando Peirano, ex subsecretario de Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, integrante del Grupo Callao y también referente de la comisión del Cafiero, “la falta de recursos hacen de la ciencia argentina un auto sin nafta.E l sistema subsiste sufriendo en promedio un 30% de recortes de presupuesto, equivalente a 25 mil millones de pesos. La fórmula Fernández-Fernández abre una nueva perspectiva, un nuevo horizonte en el que hacer ciencia y tecnología en la Argentina tiene sentido y el mayor apoyo político”.

Peirano destaca la novedad de otros espacios institucionales como la flamante Mesa de Ciencia y Tecnología del Partido Justicialista conformada días atrás por la diputada Daniela Castro -que preside la Comisión de CyT de la Cámara Baja- y coordinada por el ex ministro de Salud Ginés González García. “Son un hito. La política está entiendo la importancia estratégica del sector, se hace eco y está invitando a la organización de una alternativa”, define el economista.

“El punto de partida tiene que ser las necesidades y oportunidades de innovación que se detecten en cada empresa y en cada sector. Y para eso hay que llegar al territorio con la capacidad de gestión necesaria para detectar y realizar la vinculación de esas necesidades con los organismos y laboratorios que puedan dar las respuestas pertinentes. A esa dinámica hay que agregarle, además, masividad,” destaca el ex diputado Alberto Briozzo, otro de los referentes de la Comisión.

Como subraya Bruno De Alto, experto en gestión de la tecnología, “al contrario del gobierno de Macri, que ha encumbrado la figura del emprendedor, nosotros creemos que el desarrollo no debe ser a partir de un sujeto individual. Debemos articular territorialmente sectores, economías regionales y políticas prioritarias nacionales. Y trabajar en el eslabón que falta, que es ligar la ciencia y la tecnología con el sistema productivo”.

Algunas de las medidas que se proponen desde el Instituto Cafiero son: recuperar el rango de ministerio para el área; retomar el plan de formación de jóvenes investigadores; fortalecer las herramientas de articulación; proyectar un presupuesto plurianual hacia 2030 tomando como base el año 2017; crear empresas público privadas de tecnología para economía regionales; y consolidar una extensa red de vinculadores.

Desde las 14, entonces, y a partir de los documentos elaborados por el Instituto Cafiero, se desplegará un trabajo en comisiones con el objetivo de generar intercambios de ideas y debate respecto a grandes temas: Agenda Digital 2020, Arsat, Red Federal de Fibra Óptica, vinculación y articulación entre las capacidades productivas y el conglomerado de ciencia y tecnología nacional, Plan Nuclear Argentino, YPF, impacto de las nuevas tecnologías en el empleo, recursos naturales, soberanía territorial y tecnológica, entre otros. A las 18 habrá un acto de cierre en el Teatro Caras y Caretas de la UMET.

“El encuentro va a reflejar el trabajo que venimos haciendo hace meses. Es un trabajo de elaboración y armado de equipos que va creciendo a partir de una unidad de concepción y formando equipos para enfrentar los nuevos desafíos. En marzo reunimos a unos 160 referentes; para el martes ya se han inscripto más de 300,”concluye Gianella.