En medio de fuertes polémicas, el Ministerio de Trabajo autorizó a tres empresas Low cost (de bajo costo) para que operen en Argentina por 15 años. Las compañías American Jet SA, Alas del Sur y Andes Líneas Aéreas fueron seleccionadas para brindar servicios aéreos internos e internacionales.

Para dos empresas –Avianca y Flybondi– quedaron pendientes los permisos por conflictos de intereses. La primera está especialmente cuestionada y cuenta con una causa penal abierta por su relación comercial con la familia del presidente, conflicto que se supone derivó en el alejamiento de Isela Costantini como titular de Aerolíneas Argentinas. Flybondi que, además demostrar que posee aviones, su directorio está sospechado por los vínculos comerciales con el coordinador de Jefatura de Gabinete, Mario Quintana.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Las empresas Low cost comercializan sus vuelos a muy bajo costo, para esto, por un lado, reducen las prestaciones en vuelo, incluido personal de a bordo y, por otro lado, no poseen oficinas comerciales, se manejan sólo mediante internet. Los gremios que nuclean a los trabajadores aeronáuticos se oponen a esta apertura y apuntaron que el ingreso de estas empresas tiene como objetivo flexibilizar las condiciones laborales de los trabajadores del sector. También advirtieron sobre las condiciones de seguridad ya que tienden a bajar costos en el entrenamiento de los tripulantes, de los pilotos y mecánicos.

Esta desregulación permite la ampliación del público que puede utilizar servicios aéreos (en la audiencia pública realizada en el Teatro de la Ribera las empresas calcularon triplicar el número de pasajeros en diez años) pero, al mismo tiempo, abren una competencia sobre los costos mínimos que pueden ofrecer otras empresas, especialmente Aerolíneas Argentinas, que será la principal perjudicada, ya que cuenta con una estructura que le impediría contender con los valores de estas líneas aéreas.

Las rutas concesionadas

Las resoluciones 136 a 138-E/2017 aparecidas el viernes en el Boletín Oficial autorizan a la empresa American Jet a cubrir servicios no regulares desde la ciudad de Neuquén (pero también desde Aeroparque y Ezeiza) a diversos destinos de Argentina y a Chile, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Brasil. La compañía cuenta con cinco aeronaves con capacidad máxima autorizada de 50 asientos y prevé incorporar a su flota equipos de gran porte con configuración de hasta 350 butacas.

Por su parte, Alas del Sur SA podrá explotar servicios no regulares desde el aeropuerto de Córdoba hacia distintos destinos internos del país más Bolivia, Brasil, Paraguay, Chile, Uruguay, Miami (EE UU), Shanghai (China) y Roma (Italia), con la posibilidad de volar desde las terminales Jorge Newbery y Ministro Pistarini (Ezeiza).

Finalmente, Andes –que posee cinco aeronaves Mc Donnell Douglas Md-83 con una capacidad de 185 pasajeros– fue habilitada a realizar vuelos desde la Ciudad de Buenos Aires, tanto Aeroparque como Ezeiza, hacia diversos destinos tanto dentro del país como a Chile, Perú y Brasil.