A menos de diez días del vencimiento del decreto 766, que congela el precio de los alquileres y prohíbe los desalojos en el marco de la pandemia de coronavirus, se anunció que será prorrogado hasta el 31 de marzo. A pesar de esto, la espera del anuncio sobre su prórroga y la incertidumbre hasta este viernes acerca de cuál sería su nuevo plazo agravaron la situación de inquilinos e inquilinas, ante un mercado inmobiliario que muestra los dientes.

“La situación del alquiler está contenida por el decreto de emergencia, la demora en extenderlo favorece las peores prácticas del mercado”, definió Fernando Muñoz, responsable del Programa de Atención de Inquilinos/as de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad. “Se agudizaron en las consultas todas las prácticas más abusivas e ilegales, como la negativa a firmar contratos a tres años y el planteo de firmar prórrogas con aumentos de precios”, detalló en diálogo con Tiempo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El programa de Atención de Inquilinos/as de la Defensoría del Pueblo registró que, entre diciembre y enero, “aumentó verticalmente la complejidad de los casos ingresados”. De acuerdo al relevamiento “desde el inicio de la pandemia el área reportó el aumento exponencial de casos mes a mes. Sin embargo, en estos últimos 45 días se registró un cambio brusco en el perfil de la demanda o las consultas, con casos donde mayoritariamente se ve afectada o en riesgo la vivienda por alquiler”.

Así, el 70% de los casos que consultaron a la Defensoría en el último mes y medio tienen que ver con renovaciones de contratos con aumentos por encima del 60%; deuda acumulada de alquiler de más de dos meses, con pérdida de empleo o menores ingresos; negativa de la inmobiliaria a firmar contrato legal de tres años; amenaza de desalojo una vez vencido el DNU sobre alquileres, o corte intempestivo del servicio de agua y/o gas, para forzar la salida de los inquilinos.

El DNU 320/20, del 29 de marzo, fue prorrogado mediante el decreto 766/20 del 24 de septiembre y se extiende hasta el 31 de enero. Aquella prórroga se dio a conocer a sólo dos días del vencimiento pautado, lo cual generó situaciones de incertidumbre y preocupación entre inquilinos e inquilinas, así como en familias en riesgo de sufrir desalojos. Una antesala de lo que está ocurriendo hoy.

“Septiembre fue un mes bravísimo porque se potenciaban los abusos. Las cámaras inmobiliarias sí hacen pública su oposición a la prórroga del decreto, y en la medida que el Gobierno no hable formalmente sobre el tema, el mercado tiene las manos libres para presionar a los inquilinos”, advirtió Muñoz.  Si bien se espera una nueva prórroga, el referente de los inquilinos señaló con preocupación que no hay un interlocutor claro y ningún vocero del Ejecutivo nacional habló puntualmente sobre el tema.

Ayer, organizaciones y agrupaciones nucleadas en la Campaña #ProhibidoDesalojar se movilizaron por la extensión y ampliación del DNU. “A 10 días del vencimiento del DNU 766, mientras algunas fuentes indican que sólo se prorrogará el mismo por uno o dos meses más, reclamamos por su extensión y ampliación, con efectiva suspensión de todos los desalojos a nivel nacional hasta el 31 de diciembre, junto con un plan de desendeudamiento real para las y los trabajadores. Seguimos en estado de alerta y movilización en función de los próximos anuncios del ejecutivo nacional”, plantearon durante la concentración. Desde este espacio ya venían advirtiendo sobre una “ola de desalojos” a partir de febrero si no se prorroga el decreto.

La protesta fue primero al Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat. “Allí una delegación fue recibida por Gabriel Barotanyi, jefe de asesores del Ministro Ferraresi. Por sorprendente que parezca, declaró a su cartera como con injerencia cero frente a las decisiones del ejecutivo sobre el destino del DNU, aunque manifestó que acordaban sobre su extensión”. El próximo lunes presentarán un nuevo petitorio con demandas para el sector de inquilinas e inquilinos precarizados en todo el país. Luego, la columna fue a Plaza de Mayo para presentar las demandas de extensión y ampliación del DNU 766 en Casa Rosada, dirigida al presidente Alberto Fernández. Ayer a última hora hubo una reunión de Jefatura de Gabinete para analizar la situación de distintos DNU, pero hasta el momento no hubo pronunciamientos sobre el 766.

Siguen las acciones

Luego de la marcha que se realizó el miércoles, la próxima semana habrá un flashmob para visibilizar la situación de los inquilinos en el país.

La convocatoria es a las 17 en Plaza de Mayor. “podés venirte con una reposera, banquito o silla, porque vamos a transformar la Plaza en un gigantesco dos ambientes (como en Dogville, esa película). Por supuesto, con distancia social”, dice la invitación que circula en redes sociales.

“Si querés participar desde casa, vamos a ir a redes con la consigna #NosQuedamos”, agrega.