Familiares, amistades, vecinos y vecinas de Daiana Soledad Abregú, la joven de 26 años que fue hallada muerta en una comisaría de Laprida, marcharon en la mañana de este miércoles para reclamar justicia. En su entorno descreen de la versión policial que apunta a un suicidio, y reclaman una nueva autopsia.

“Vamos a hacer ruido para que se escuche, para que esto no quede en la nada”, dijo desde la marcha, en diálogo con la prensa, una de las hermanas de Daiana. La joven había sido detenida el fin de semana en medio de una supuesta pelea callejera. El domingo por la tarde su familia recibió la notificación de que se había suicidado en el calabozo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según el relato policial, estaba alterada y provocando «disturbios» cuando fue demorada. “Estuvo ahí tirada hasta la tarde, no se sabe la hora de la muerte. Nos dijeron que había videos, que estuvo haciendo disturbios. Pero nadie que hace disturbios y va preso termina muerto. ¿Cómo se llega de que te demoren unas horas a terminar muerto en una comisaría?”, preguntó la hermana, en diálogo con Laprida Noticias. “Si estaba con una crisis, ¿por qué no la cuidaron? ¿Por qué no la llevaron a un hospital?”, indagó la mujer.

“Mi hermana ya no está, mi sobrino ya no tiene a su mamá. Queremos que esto se escuche en todos lados. Agradecemos el apoyo de todos, si no fuera por esto estaríamos solamente en el cementerio llorando junto a la tumba de mi hermana”, exclamó.

“Me enteré por un medio el resultado de la autopsia. Que supuestamente murió por un paro cardiaco, por asfixia mecánica. Lo leímos en los medios. No nos llamó el fiscal, salió primero por las noticias. Mi mamá es la primera que tiene que saber”, criticó la hermana.

“No me cierra lo que me dice la policía. La revisamos en el velorio y no tiene marcas de ahorcamiento”, aseguró María Laura Abregú, mamá de la víctima. “Queremos una explicación de lo que pasó, queremos justicia. ¿Cómo hizo la persona que la estaba cuidando para no ver que se ahorcó?”, expresó.

Daiana tenía un hijo de nueve años, que participó de la movilización, alzando la foto de su mamá. “Él me preguntaba a qué hora iba a llegar su mamá y no tenía respuesta. Pero no llegó más, me la entregaron en un cajón”, lamentó la abuela del nene.

Por el caso se investiga la responsabilidad de cuatro policías que estaban en la Comisaría de Laprida donde ocurrió todo. Uno de ellos ya fue desafectado. Por el momento, la causa que investiga qué sucedió con de Daiana tramita como «averiguación de causales de muerte». La investigación está a cargo de Alejandro Braga, de la Ayudantía Fiscal de Laprida, y Christian Urlezaga, responsable de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Olavarría.