Eran seis jóvenes en un Suzuki Fun. Aproximadamente a las 3 de esta madrugada, el auto ingresó por la peatonal Balcarce, restringida a la circulación automotor en dirección a la Casa Rosada. El personal de seguridad de la sede gubernamental vio la maniobra, la consideró sospechosa y obligó al conductor a detener la marcha. Cuando pidió a los ocupantes que bajen del rodado, ellos dijeron que se dirigían al Casino de Puerto Madero y que habían confundido el recorrido.

El hecho generó una fuerte presencia de policías de la comisaría 2 a. de la Ciudad que llegaron al lugar minutos después, los identificaron y solicitaron la documentación del vehículo. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La policía se encontró con que el auto, por disposición de un municipio entrerriano tenía impedimento para circular por el país y que uno de sus ocupantes identificado como Juan Moreira, de 19 años, registraba un pedido de captura en una causa por encubrimiento, solicitado por el Juzgado Nacional en lo Correccional y Criminal 36.

Los seis jóvenes fueron demorados en la Seccional 2da y cinco de ellos recobraron su libertad. En el caso de Moreira, quedó detenido y será trasladado en las próximas horas a la alcaldía de los tribunales porteños para ser indagado y puesto a disposición del juzgado que solicitó su captura.

El de el martes fue el segundo hecho de estas características que se registró frente a la Casa de Gobierno en los últimos tres meses, ya que en junio último un auto conducido por un hombre con problemas psiquiátricos rompió un portón de hierro del vallado de la sede gubernamental y protagonizó algunos incidentes.