Las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Santiago del Estero y CABA registrarán un clima muy caluroso a partir de este lunes, con temperaturas máximas entre los 35 y los 42°C, que podrán superarse en algunas localidades, y que podrían superar los 45 grados de sensación térmica.

En tanto, las temperaturas mínimas estarán entre los 25 y 30°C, e incluso es posible que superen los 30°C, situación que estará acompañada por escasez de lluvias -sólo con algunas tormentas aisladas- lo cual intensificará las condiciones de sequía que ya existen en algunas regiones, y el consiguiente riesgo de incendios.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El lunes, la Ciudad de Buenos Aires comenzará la semana con cielo despejado y una temperatura que oscilará entre los 24 de mínima y 35 de máxima, tendencia que se mantendrá y continuará en ascenso los días consecuentes con 37 grados el martes y 39 el jueves. En Entre Ríos, se replicará esta situación con marcas térmicas mínimas que irán desde los 21 hasta los 26, entre el lunes y el jueves y máximas entre los 36 y los 39. En la provincia de Córdoba, la máxima estimada para mañana lunes es de 39 y se mantendrá constante hasta el jueves, algo similar a lo que ocurrirá en La Pampa, con una máxima que se ubicará en 38 grados. En Santa Fe, mientras las marcas mínimas rondarán los 21 grados, las máximas previstas estarán entre los 37 y 39 grados, mientras que en Santiago del Estero rondarán entre los 39 y 42 grados, con mínimas de 22 y 24.

De concretarse estas estimaciones, es probable que varios distritos de la región central del país registren nuevas olas de calor dado que las marcas térmicas mínimas previstas son elevadas. Además, este fenómeno hace que durante las noches no se logre enfriar el ambiente ya que las temperaturas no bajan lo suficiente y esto dificulta el descanso de las personas, lo que puede generar efectos en la salud.

Así, el Servicio Meteorológico Nacional recomendó medidas de prevención frente al calor intenso que pone en serio riesgo la salud de las personas mayores de 60 años y de los bebés y niños. Los períodos de altas temperaturas pueden provocar un golpe de calor, caracterizado por fuerte dolor de cabeza, pérdida de la conciencia, aumento extremo de la temperatura corporal, mareo y sequedad en la piel.

Por eso, es muy importante seguir las recomendaciones: aumentar el consumo de líquidos para mantener una hidratación adecuada; no exponerse al sol en exceso ni en horas centrales del día; evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas; evitar comidas muy abundantes y en cambio ingerir verduras y frutas. Asimismo, el organismo nacional recomienda usar ropa ligera, holgada y de colores claros y permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

En tanto, ante sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros, se deberá solicitar de inmediato asistencia médica; trasladar a la persona afectada a un lugar fresco, mojarle la ropa y darle de beber agua fresca.

Por último, el SMN sostiene que el aumento de temperaturas impacta en el consumo energético por lo que es importante hacer un uso responsable de la electricidad, por lo cual sugiere: mantener las puertas y ventanas cerradas si la refrigeración está encendida; no refrigerar ambientes que no se utilicen y apagar el equipo de aire acondicionado cuando se abandona la habitación por un tiempo prolongado.