Con el contexto de alta inflación, empiezan a emerger distintos conflictos salariales y laborales. Uno de ellos es en el Hospital Garrahan, centro de referencia nacional en el abordaje pediátrico. Según anunció la Asociación de Profesionales y Técnicos (APyT), harán paro este jueves y marcharán junto a «autoconvocados de ese mismo nosocomio» al Ministerio de Salud de Nación. Denuncian que las y los jóvenes profesionales están «emigrando por las condiciones laborales».

«Nosotros estamos alertando sobre un progresivo vaciamiento de profesionales jóvenes de éste que es un hospital de altísima complejidad. La carga laboral es durísima, en condiciones salariales al límite de la canasta de pobreza, pero implica la defensa del Garrahan, ya que en estas condiciones la degradación del hospital es inevitable. Y eso lo paga la comunidad, no los funcionarios del hospital que tienen sueldos de privilegios», sostuvo Norma Lezana, secretaria general de la Asociación de Profesionales y Técnicos.

De acuerdo a la licenciada, solo el año pasado, todavía en plena pandemia, atendieron 571.495 consultas ambulatorias, realizaron 9841 cirugías, 106 trasplantes, y el 30% de las cirugías cardiovasculares del país: «se atienden el 35% de los pacientes pediátricos con enfermedades oncológicas, 18.000 consultas de esta especialidad y 5888 sesiones de quimioterapia. Todos estos números son el resultado de un trabajo coordinado, arduo y consciente en equipo. Pero todas las semanas un nuevo especialista emigra porque no puede vivir con lo cobra en el Garrahan. Por eso vamos a parar, nos vamos a movilizar al Ministerio, le vamos a hacer ‘reanimación’ al modelo de hospital público y vamos a volver a exigir recuperar la paritaria propio de este hospital que hace tiempo nos arrebataron». Desde APyT hablan de «8 a 10 por mes en los últimos meses» que se han ido del hospital.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según relató Lezana a este diario, la carga horaria es de 42 horas semanales, algunos les suman las guardias. «En general, los profesionales de los primeros niveles de la carrera están con salarios que en algunos casos alcanzan los 180 mil o 200 mil pesos, pero hay que calcular que para que un profesional ingrese al Hospital debe tener muchos años de formación y además experiencia previa, entonces quizás tienen diez años de formación antes de entrar, con 40 o 45 años –acotó–. Son ellos los que se están yendo del hospital, lamentablemente. Muchos se están yendo al privado donde por el mismo sueldo tienen carga de trabajo menos extensa o menos días por semana, con una dedicación que no tiene nada que ver con la agenda sobredemandada del Garrahan. Hay diferentes situaciones, en Enfermería el sueldo inicial con todos los adicionales no supera los 130 mil pesos, así que las compañeras hacen pluriempleo».

Norma Lezana
Foto: Prensa APyT

Los profesionales y técnicos anunciaron que se concentran este jueves a las 9 en el ingreso al Hospital por calle Combate de los Pozos y a las 10 marcharán al Ministerio de Salud, donde realizarán un “RCP” simbólico y un acto de cierre.

Tiempo se comunicó con el Garrahan desde donde respondieron que «el Hospital viene tomando decisiones con uso de recursos propios orientadas a paliar el impacto de la situación inflacionaria en el salario de los trabajadores y trabajadoras, promoviendo una recomposición salarial que con los haberes de septiembre será de entre el 58 y 69 por ciento en un contexto de inflación acumulada del 56.4 por ciento, durante los meses de enero a agosto, según el INDEC».

“En esta etapa, hemos dado respuesta a inequidades históricas que afectaban a algunos agrupamientos desde hace años: durante los meses de agosto y septiembre se actualizaron los adicionales por especialidad que oscilan entre un 30 y un 75 por ciento -según corresponda- y de actividad crítica para Enfermería e Instrumentación Quirúrgica -en un 100 por ciento- incluyendo al tramo profesional que antes no la cobraba”, destacaron desde el Consejo.

«En suma, los aumentos otorgados por el hospital van del 58 al 69 por ciento, si se considera el 48% otorgado en Paritaria 2022 más 6% de la última cuota paritaria 2021 y el incremento en base a recursos genuinos que es de entre un 4% y un 15% dependiendo del salario. A su vez, desde el Hospital se fueron otorgando sumas extraordinarias no remunerativas en febrero ($10.000), mayo ($10.000) y agosto ($20.000) en el marco de los 35 años de la institución. Por otro lado, desde el mes de julio estamos comprometidos en avanzar con la discusión del Proyecto de Convenio Colectivo de Trabajo que además de ampliar derechos, pone el eje en reparar las inequidades de la actual carrera y generar las modificaciones que permitan una mejora salarial para todo el personal. Sumado a esto, ya se incorporó al actual régimen de personal la licencia por estrés para la totalidad de las y los trabajadores del hospital a partir de enero 2023».

Quien habló también fue Oscar Trotta, miembro del Consejo Directivo hasta abril de este año, cuando fue despedido: «de mis años en el directorio de Garrahan jamás se vivió una situación tan angustiante para los trabajadores. El Garrahan está en una crisis muy preocupante. Y las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación no se hacen cargo. Se necesita una recomposición salarial urgente».