“Necesitamos conocer los avances en los aprendizajes, lo que se ha perdido y lo que debemos recuperar, para ajustar la enseñanza con propuestas que acompañen con lo que necesitan las y los chicos, esa es nuestra intención”. Esas fueron las palabras del director general de Cultura y Educación bonaerense, Alberto Sileoni, al confirmar este jueves que la Provincia realizará las Pruebas de Matemática y Prácticas del Lenguaje que había anunciado en abril pasado.

La de Matemática se llevará a cabo en la semana del 27 de junio mientras que la de Prácticas del Lenguaje ocurrirá la del 11 de julio. Ambas serán dirigidas a estudiantes de 3° y 6° año de todas las escuelas primarias del distrito.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según afirmaron desde Educación, desde mediados de 2020 la Provincia viene llevando adelante en las instituciones educativas de todos los niveles «diferentes espacios de acompañamiento e intensificación de la enseñanza, que continúan hasta hoy. Transcurrido el primer trimestre, se abre un período de reflexión sobre lo que se está enseñando y lo que se está aprendiendo». En el caso del Nivel Primario, focalizan en los años en los que finaliza el primer ciclo de la enseñanza y la trayectoria en el nivel. Las pruebas se repetirán hacia el final del ciclo lectivo.

Serán las y los docentes quienes analizarán en primera instancia el resultado de las pruebas, de manera cooperativa con sus pares del mismo año y luego con sus compañeras y compañeros del ciclo, para que la totalidad del equipo docente se interiorice sobre cómo se espera que las y los estudiantes lleguen al final de cada etapa.

Sileoni se refirió al impacto de la pandemia en el contexto evaluativo y los aprendizajes de los saberes: “Quienes están en tercer grado tuvieron dos años atrás de pandemia, y los de sexto están a punto de entrar en el secundario. Las pruebas son una lente puesta sobre la relación entre la enseñanza y los aprendizajes, para contar con información que complete y amplíe lo observado por los equipos escolares cuando aún hay tiempo para retomar, profundizar y avanzar con la enseñanza. No se pone nada bajo la alfombra”.

Otra de las medidas tomadas en el marco de lo que se presentó como la “Agenda para la Educación Pública de Calidad”, consiste en el envío de una carta a cada familia bonaerense con estudiantes en los Niveles Inicial, Primario y Secundario, en la cual de detalla cuáles son los contenidos y aprendizajes esperados según el año escolar que se transite.

«El objetivo de esta comunicación es informar a las y los adultos sobre la propuesta que la Provincia elaboró y las y los docentes llevan adelante, de manera que puedan acompañar activamente las trayectorias educativas de las niñas, niños y jóvenes que cursan en las escuelas bonaerenses», apuntaron.

Reunión por escuelas sin gas y abordaje de conflictos

Esta semana se reunió el Frente de Unidad de Docentes Bonaerenses con la Dirección de Educación de la Provincia para abordar «dos cuestiones prioritarias y de urgente tratamiento»: calefacción de las instituciones educativas y situaciones de conflicto y violencias en las escuelas.

«La representación del FUDB planteó un reconocimiento en cuanto al crecimiento inédito de la inversión y planes de obra de infraestructura. Aun así, el FUDB reclamó por los problemas pendientes de resolución que afectan el normal funcionamiento de más de 400 escuelas, según el relevamiento propio. Del mismo modo, se pidió mayor seguimiento por parte de la DGCyE sobre las responsabilidades de los Consejos Escolares y de los Municipios que reciben el Fondo de Financiamiento Educativo y deben invertir en infraestructura», apuntaron desde el sector sindical.

Las autoridades educativas informaron que el presupuesto para infraestructura está superando durante 2022 los $15.000 millones, para mejorar las instalaciones de gas destinaron $2100 millones, enviaron partidas de $375 millones a los Consejos Escolares para reparaciones y compra de artefactos, y se realizaron 1552 intervenciones en edificios escolares.

Según se reconoció, quedan 350 edificios con problemáticas de calefacción, «en las que se está trabajando para resolverlas». Cuando comenzó la gestión, en diciembre de 2019, había 1967 edificios de los niveles obligatorios con problemas serios en las instalaciones de gas. El FUDB planteó que la situación más grave y dolorosa se produjo con la explosión de la Escuela 49 de Moreno, que provocó la muerte de Sandra y Rubén, «consecuencias de la desidia, la falta de escucha y el desfinanciamiento de la gestión de Vidal».

Además, el Frente de Unidad Docente Bonaerense retomó planteos vinculados a «las reiteradas situaciones de conflicto y violencias que se expresan en las escuelas, reclamando la sistemática convocatoria al ámbito interministerial para el análisis y abordaje de este tipo de manifestaciones del conflicto social». Además, pidieron la conformación de Mesas Intersectoriales Distritales, «para intervenir integralmente desde el territorio ante este tipo de situaciones complejas».