El queso más cremoso. La burrata es un queso fresco italiano cuyo nombre se origina en la palabra “burro”, que quiere decir “manteca”, en italiano. Se obtiene añadiendo a la leche fresca el suero producido al dejar agriar parte de la producción del día precedente y cuajo de ternera, cuajando la leche en 20-30 minutos desde su añadido. La masa, que en este momento de la elaboración se llama cuajada, se rompe en trozos grandes.

Estos trozos se dejan reposar durante 4-5 horas en el suero hasta que comienza a tirar hilos. La cuajada o burrata está lista para insertarla en los sacos de queso. El saco de queso se elabora con una lámina de queso prensado de alrededor de 1 centímetro, que debe ser modelada y amasada, luego se rellena el envoltorio de queso con crema de suero. Se cierra el saquito haciendo un nudo en la parte superior y se sumerge un par de minutos en salmuera, para salarla y conservarla.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Queme la piel de las berenjenas en una sartén sin nada, lo máximo posible. Cuando la berenjena esté muy blanda y todo la piel está bien quemada, retire del fuego y deje enfriar.

Con cuidado quite la piel negra, que es muy amarga, y mezcle la pulpa con el ajo, el aceite de oliva, la ralladura y el jugo de limón. Agregue sal y pimienta a gusto.

Para el armado de la ensalada, disponga las rodajas de tomates en el plato. Encima coloque las berenjenas tibias y media burrata. Sirva con albahaca fresca, aceto balsámico, sal y pimienta negra.

INGREDIENTES PARA 2

l 4 tomates bien rojos y maduros

l 1 berenjena grande

l 250 g de burrata o buena mozarella

l Jugo de ¼ de limón

l Ralladura fina de 1/2 limón

l 1 atado de albahaca

l 1 diente de ajo picado fino

l 50 ml aceite de oliva

l 50 ml aceto balsámico

l Sal marina y pimienta negra c/n