La pandemia genera gestos solidarios que, lamentablemente, no siempre terminan de la mejor manera. En esta ocasión, la comunidad educativa de la Escuela de Arte Nº1 “Gustavo Chertudi”, de San Antonio de Areco, difundió que este sábado se cumplirá un año desde que prestaron solidariamente su sede, que funcionaba en comodato, a la administración distrital, para trasladar allí dependencias del Hospital Municipal “Emilio Zerboni” en el contexto de la emergencia sanitaria. Sin embargo, en junio pasado el intendente Francisco Ratto revocó el comodato y no quiere devolver el edificio. El conflicto, actualmente, está judicializado.

“Desde que nuestra Institución, que hoy depende de la provincia de Buenos Aires, fue inaugurada en 1990, no tuvo un edificio propio. En 2012, y después de mudarse a varias sedes, se estableció en la Fundación Laplacette, una casona propiedad del Municipio que nos fue otorgada por 20 años mediante un comodato y que vencía en el año 2032”, recordaron desde la escuela.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Cuando comenzó la emergencia sanitaria aún vigente, el intendente Francisco Ratto solicitó las instalaciones a la autoridades educativas desmantelando a la Escuela, y trasladó allí distintas dependencias del Hospital Municipal ‘Emilio Zerboni’. Durante estos meses, sufrimos la destrucción de parte del patrimonio artístico de nuestro espacio. Numerosas veces presentamos reclamos y pedidos de información acerca de la situación del edificio y su patrimonio pero no fuimos escuchados. El día 5 de junio, nos enteramos que el municipio revocó el comodato que nos habilitaba a estar en el edificio. A cambio nos ofrecieron diseminar la escuela en diferentes sedes a corto plazo, mientras que a largo plazo sólo propusieron soluciones parciales”, lamentaron las fuentes.



...

Del mismo modo señalaron que el “5 de febrero de este año, ante un informe de salud presentado por el ejecutivo municipal, la justicia indicó al municipio buscar un lugar idóneo para que la escuela pueda funcionar ante la vuelta a la presencialidad. De esta forma, no estableció plazos para la restitución del edificio; mientras que tampoco el municipio ofreció un lugar acorde a las necesidades de nuestra escuela (…) Después de que el municipio prometiera devolver el edificio lo antes posible, el intendente Francisco Ratto, inexplicablemente, decidió no cumplir con su palabra y dejar a la escuela en la calle; incluso luego de que comenzaran las clases”.



...

Ante esta situación, este sábado la comunidad educativa llevará a cabo un “abrazo simbólico” a partir de las 18, que culminará con una movilización en la Plaza Arellano. Con el comienzo de clases, el conflicto, por ahora, se agudiza.