“A pesar del negacionismo, de los repudiables anti-todo, son 30.000”, dice Taty Almeida, referente de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, y se entusiasma porque “cuando ahora de a poquito empiecen otra vez a visitarnos colegios en la Ex Esma, el guía les va a hacer hincapié en el nombre de la calle y los chicos van a preguntar”. Así explica por qué, en Día Internacional de las Personas Detenidas Desaparecidas que se conmemora este viernes, una de las calles del ex centro clandestino de detención de la última dictadura cívico militar pasa a llamarse “Son 30.000”.

“Somos pioneras: es la primera vez que se va a empezar a cambiar el nombre de las calles de la Ex Esma, donde todos los nombres están puestos por los militares”, dice la mamá de Alejandro, secuestrado cuando tenía 20 años, el 17 de junio de 1975. “Si bien en este día vamos a recordar a todas y todos los desaparecidos del mundo, especialmente a nuestros queridos 30.000”, remarca en diálogo con Tiempo.

Emblema de la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia, Taty está exultante porque, tras un año y medio de pandemia, “es la primera vez, con todos los recaudos y al aire libre, que hacemos algo presencial. Hasta ahora fue todo zoom, zoom, zoom”. En una jornada primaveral, aclara que no será un acto sino un “encuentro con gente querida que tiene memoria”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además del cambio de nombre de la calle, habrá radio abierta a partir de las 15, inauguración de murales –entre ellos, uno sobre Azucena Villaflor, Esther Ballestrino de Careaga y Mari Ponce de Bianco, fundadoras de Madres y desaparecidas-, recital de Ignacio Copani y participación de la Escuela Popular de Música que funciona en la Casa Nuestros Hijos y está cumpliendo diez años.

La calle “Son 30.000” renombrará la antigua calle capitán Hipólito Bouchard de la ex Esma, donde se encuentra la Casa Nuestros Hijos La Vida y La Esperanza. Le seguirán otros reemplazos de los nombres de las calles internas del predio, que aún mantienen los nombres que les asignaron los militares. En el encuentro también se homenajeará a las personas fallecidas por la pandemia de coronavirus

Es importante recordar que todas estas actividades no serán abiertas al público, sino que se trata de un encuentro con aforo limitado, en el que regirá el distanciamiento establecido para este tipo de reuniones en espacios públicos. Por eso mismo, todas las actividades serán transmitidas en vivo por el canal de Youtube Casa Nuestros Hijos.

El 30 de agosto como fecha para recordar, homenajear y reclamar por las personas detenidas desaparecidas fue instaurado en 2011, luego de que en 2010 la Asamblea General de Naciones Unidas emitiera la resolución A/RES/65/209 para expresar su preocupación por el aumento de las desapariciones forzadas o involuntarias en diversas regiones del mundo.