El multimillonario surcoreano Lee Jae-yong, heredero del grupo Samsung y condenado por soborno y malversación de fondos en enero de 2021, recibió este viernes un indulto presidencial, anunciaron fuentes oficiales. Lee será «reintegrado» para darle la oportunidad de «contribuir a superar la crisis económica de Corea del Sur», dijo el ministro de Justicia, Han Dong-hoon, reportaron las agencias de noticias AFP y Europa Press.

Lee, en el puesto 278 de la lista de personas más ricas del mundo, según Forbes, con un patrimonio neto de 7.900 millones de dólares, salió en libertad condicional en agosto de 2021, después de cumplir 18 meses de cárcel, poco más de la mitad de su sentencia original. El indulto anunciado este viernes le permitirá regresar completamente al trabajo al levantar una restricción laboral impuesta tras su salida de prisión con una vigencia de cinco años. «Debido a la crisis económica mundial, el dinamismo y la vitalidad de la economía nacional se han deteriorado y se teme una prolongación de la recesión económica», dijo el Ministerio de Justicia en un comunicado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El indulto, con la excusa del motor económico

El indulto de Lee, al igual que el de otros ejecutivos igualmente perdonados, busca que «lideren el motor de crecimiento continuo del país a través de la inversión activa en tecnología y la creación de empleo», agregó. El magnate de 54 años recibió su indulto junto con otros tres empresarios, entre ellos el presidente del Grupo Lotte, Shin Dong-bin, quien fue sentenciado a una pena de prisión suspendida de dos años y medio en un caso de soborno en 2018.

Lee es vicepresidente de Samsung Electronics, el fabricante de teléfonos inteligentes más grande del mundo. La facturación total del conglomerado es equivalente a aproximadamente una quinta parte del producto bruto interno de Corea del Sur. El multimillonario fue encarcelado por delitos relacionados con un escándalo de corrupción masiva que derrocó a la expresidenta Park Geun-hye. Corea del Sur tiene una larga historia de importantes magnates acusados de soborno, malversación de fondos, evasión de impuestos y otros delitos.