Un centro médico de la región italiana de Las Marcas autorizó el suicidio asistido de un paciente de 43 años, tetrapléjico hace una década. El hombre se convierte, así, en la primera persona en ese país europeo en acceder a los fármacos para terminar con su vida por propia voluntad.

El paciente es “el primer enfermo en obtener la vía libre para el suicidio medicamente asistido en Italia”, anunció este martes la Asociación Coscioni, que asiste a personas en situación terminal que desean morir.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Se trata de un camionero de Pesaro, quien se encuentra inmovilizado desde hace diez años tras haber sufrido un accidente. Ahora, accederá a los fármacos que le permiten morir, tras el aval que obtuvo del centro médico Asur de Las Marcas, en el corazón de Italia.

La decisión se concreta luego de 13 meses de discusiones. Finalmente, se logró porque un equipo médico confirmó los requisitos pedidos por la Corte Constitucional para este tipo de casos, como la irreversibilidad de la enfermedad, la insostenibilidad del dolor y la clara voluntad del paciente, informó la cadena italiana Rai y difundió Télam.

“Me siento más ligero, me liberé de toda la tensión acumulada estos años”, destacó el paciente tras la decisión del centro médico, según informó la Asociación Coscioni en un comunicado divulgado por el diario Repubblica.

En tanto, sigue en Italia la junta de firmas para convocar a un referéndum sobre la eutanasia legal, una práctica resistida por el Vaticano.