Cam Beszkin: "Componer es una forma de reconvertir el dolor"

La cantante, guitarrista, bajista y compositora despide el año este jueves con un show por streaming. Durante 2020 lanzó tres simples en los que explora nuevas formas estéticas.

(Foto: Facebook Foto Karina Macchioli)
8 de diciembre de 2020

El plan original era editar un EP de tres temas. Pero claro, llegó la pandemia y todos los planes cambiaron. Aunque en este caso no tanto: esos tres temas de Cam Beszkin  fueron lanzados finalmente como simples. "Sempiterno", "matriz" y "Not even" sonarán este jueves en el show por streaming con el que Beszkin despedirá un año inolvidable, aunque no por los motivos más felices.

“No sabíamos cuanto iba a durar la pandemia, pero nos dimos cuenta que un show presencial como los de antes iba a resultar imposible. Por eso con la discográfica independiente que laburo Quark Records decidimos ir sacando los temas de a uno”, explica la cantante guitarrista y compositora.

Beszkin es una referente de la escena independiente y ya lanzó cinco disco como solista: "Vivo en la Tangente" (2019), "Alien Vol. 1" (2018), "Enamorar o morir" (2016), "Este amor ya no es para tanto" (2013) y "Andaba cruda" (2008). En paralelo formó parte de las bandas RÍE y el quinteto de country-folk The Monkeyness.

También podés leer:"Hicimos un disco para cortar con la dulzura" (Mariana Bianchini)


“Después de presentar Alien Vol. 1 en la Tangente se me trastocaron todos los esquemas porque murió mi viejo y la energía me bajo a menos mil.  Por eso luego vino el disco en vivo,  una rareza hermosa que no hubiese imaginado hacer, pero sirvió para darle un cierre a eso. Pero también me quedaron cosas adentro que ahora salieron en forma de canciones", confiesa Beszkin.

Luego de cinco años con una tendencia más punk con un power dúo de guitarra eléctrica, batería y voz, ahora se hizo lugar para nuevas búsquedas: “Tenía un sonido más crudo, más arriba, con  una energía que estaba buena, pero que  exigía componer e interpretar a ese nivel. Ahora me dio ganas de buscar por otro lado”.

“Cambie la energía, pero nunca pare del todo de componer, es algo que hago constantemente –agrega–. Me ayuda como catarsis, componer es una forma de reconvertir el dolor. Me gusta movilizar fibras íntimas, para sanar lo de mi viejo, agradecer tener una compañera y demás cosas que me pasan y las vuelco en lo que hago. Estoy agradecida y me pone optimista ante malos momentos”.

"Me estoy dedicando a disfrutar del embarazo, pero no me olvido de la música" (Lula Bertoldi)


En cuanto a la pandemia, confiesa que no la volvió loca porque se puso a hacer un curso de composición. “Siempre un plan de estudios ayuda y más ahora. La música es mi eterno salvavidas, no lo tiene todo el mundo, así que trato de pensar todo el tiempo en eso, en canciones y sonidos. El laburo de crear te da un escape y un mundo paralelo a donde ir en caso de emergencia”.

Pero el coronavirus también impuso monumentales dificultades laborales: “Como artistas independientes estamos en el horno, toda la cultura lo está. Muchos no la ven ni cuadrada, y la verdad que el futuro es una incógnita. Por eso vivo el aquí y ahora. Cuando estaba todo armadito y organizado de una manera la vida te da un sopapo que no te deja dar por sentado nada. Todo muta y en el fondo es magnífico porque te mantiene despierta, alerta y valorando el presente por no saber lo que va a pasar mañana. Asusta pensarlo, pero esta buenísimo."


¿Cuándo? Cam Beszkin despide el 2020 con un solo set por streaming. 10 de diciembre a las 21 por https://www.passline.com/ (entradas a la gorra).

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual