Cartes llamó al diálogo en Paraguay

Tras el asesinato de un militante liberal y en el marco de protestas por la enmienda que permitiría la reelección.
3 de Abril de 2017

Asunción

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, convocó a una mesa de diálogo a los jefes de los partidos políticos con representación parlamentaria y representantes del Ejecutivo y de la Conferencia Episcopal, en un intento por descomprimir la tensa situación originada por la decisión de un grupo de senadores -entre ellos quienes lo apoyan- de impulsar una reelección presidencial.

"Propongo la apertura inmediata de un amplio debate cuya única condición sea la voluntad de llegar a acuerdos para una democracia duradera", dijo Cartes tras los disturbios ocurridos este fin de semana en Asunción, donde un joven murió por disparos de la Policía y el Congreso fue parcialmente incendiado por manifestantes.

Cartes destacó que su propuesta con este diálogo es "determinar las prioridades para lograr un gran acuerdo por encima de los intereses sectarios". Asimismo, indicó que serán enviadas de forma oficial las invitaciones a los diferentes convocados, para aportar la "sabiduría y tolerancia" que Paraguay "merece".

También habló sobre las declaraciones del papa Francisco ayer en la ciudad italiana de Capri, donde hizo un llamado a evitar "toda violencia" y abogó por buscar "soluciones políticas" a los conflictos sociales de Paraguay y Venezuela.

Al respecto, Cartes envió una carta al pontífice, divulgada por la Presidencia, en la que dijo que comparte "que la violencia jamás puede ser un camino para construir lo bueno", citó la agencia de noticias EFE.

Cartes destituyó el sábado al ministro del Interior, Tadeo Rojas, y al jefe de la Policía Nacional, Críspulo Sotelo, su primer cambio de gobierno tras los violentos incidentes. Además, cuatro policías fueron detenidos por el asesinado de Rodrigo Quintana, de 25 años y miembro de las juventudes del Partido Liberal Radical Auténtico, muerto por un disparo cuando uniformados asaltaron la sede y quien fue enterrado ayer en La Colmena, su ciudad natal.

La muerte tuvo lugar en el marco de las protestas, después de que 25 senadores votaran a favor del proyecto de enmienda constitucional para habilitar la reelección.

El proyecto de esos senadores fue elaborado conjuntamente por el Partido Colorado, del presidente Cartes, y por el ex mandatario Fernando Lugo, quien manifestó, en un discurso difundido por el Frente Guasú, partido político por el que es senador, que "la violencia nunca fue un camino de solución ante los problemas y ante las crisis" y llamó a "apostar" por la paz y la participación democrática.

"Ni la violencia estructural que genera exclusiones, ni la violencia como respuesta de las instituciones públicas, es solución, y menos aún la violencia generada en muchos de los movimientos que haciendo uso de su legítimo derecho a la protesta puedan pasarse los límites de la ley y la convivencia pacífica", añadió.

La formación de Lugo respalda la enmienda para que este pueda presentarse a las elecciones de 2018, y el Partido Colorado para que lo haga Cartes.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS