Crepes de garbanzos (canelones con espinaca)

Para amantes de lo rico y lo sano. La receta de Tiempo de esta semana, para hacer en casa

9 de agosto de 2020

Hay días en que describir es suficiente para cautivar:  Canelones. Crepes de garbanzos o panqueques salados. Si quieren, rellenos de ricota y espinaca, pero sin ricota. Nada de harinas, y menos de gluten. Bienvenidos al show.

Ingredientes

Por supuesto pueden optar por hacer solamente los panqueques o solamente el relleno, y el resto comprarlo hecho o usar una versión más simple. Recomiendo mucho untar estos crepes con palta, agregar aceitunas o tomates secos hidratados, alguna hierba, doblarlos al medio y darle para adelante sin más preámbulos.

Para los panqueques o crepes de garbanzos:

1 taza de harina de garbanzos

1 taza de leche de avena idealmente. Puede usarse leche de vaca o alguna otra leche vegetal

2 huevos o su reemplazo en chilinaza

sal, pimienta, nuez moscada, recomiendo un toque de pimentón o harissa a gusto.

Aceite para la sartén.

Para el relleno:

1 atado de espinacas

1 cebolla o un cuarto de cebolla de verdeo

1 diente de ajo

½ bloque de tofu (el que prefiera usar ricota, que la use, previamente escurrida)

2 cucharadas de aceite (prefiero de oliva)

sal, pimienta, nuez moscada a gusto

Procedimiento

Para las crepes:

Mezclar todos los ingredientes incorporando el líquido de a poco para evitar que se formen grumos. Dejar reposar al menos media hora, idealmente toda la noche, pero lo que se pueda revolviendo para integrar antes de pasar al siguiente paso.

Calentar una sartén de hierro o de acero, la más gauchita que tengan, ésa donde no se pegan las cosas. Cuando humee, revolver por última vez la masa, agregar el aceite, y empezar a hacer los panqueques: primero fuego fuerte, hasta que cuaje, luego bajar a fuego medio, cuando se seque la superficie voltear y dorar del otro lado unos segundos más. Siguiente panqueque, y así hasta completar todos. El primero, casi siempre, sale mal… el resto mejor.

Reservar.

Para el relleno:

Saltear una cebolla o la cebolla de verdeo con el aceite y los condimentos, cuando transparente agregar la espinaca lavada y escurrida.

Cocinar brevemente, hasta que las espinacas pierdan su turgencia. Apagar el fuego y dejar enfriar. Escurrir muy bien el exceso de líquido. Procesar o cortar a cuchillo. Agregar el tofu y procesar nuevamente.

Para armar los canelones:

Simplemente rellenar, doblar y servir. Esta masa no queda tan flexible y fina como un canelón convencional. A cambio, queda delicioso, se los prometo.

*Natalia Kiako dicta cursos y talleres de cocina. Pueden ver toda la info en su web.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual