El correísmo busca apoyo internacional ante el asedio judicial

En Ecuador, se replican las acusaciones sobre funcionarios del gobierno de Correa, por corrupción e "instigación al pueblo".
Por Boyanovsky Bazán - @boyanovskybazan
28 de Abril de 2019

El asedio judicial contra el correísmo puede tener en Ecuador una ampliación que implicaría la persecución a otros dirigentes del espacio que lidera el expresidente Rafael Correa y que lo incluye a él mismo. Según confirmaron a Tiempo fuentes de Revolución Ciudadana (RC), luego de que trascendiera en medios locales, la Justicia extenderá la acusación contra el excanciller Ricardo Patiño por "instigación" a los asambleístas Gabriela Rivadeneira, Marcela Aguiñaga y José Serrano; la prefecta electa de Pichincha, Paola Pabón; el dirigente social, Rodrigo Collaguazo; el exconsejero de Gobierno Virgilio Hernández y el propio expresidente Correa. A Patiño se lo acusa de instigar al pueblo ecuatoriano porque en un acto en Latacunga, capital de Cotopaxi, 2018 llamó a la militancia correísta a "resistir combativamente" al gobierno de Lenín Moreno. Para el exfuncionario, hasta ahora el tercero vinculado al correísmo que enfrenta una causa judicial, al igual que para todo su espacio, se trata de "una feroz persecución". Patiño dejó Ecuador apenas supo de la decisión judicial y en estos momentos se encuentra exiliado en un lugar no difundido –posiblemente México– "para preservar la seguridad", según dijo.

En la acusación contra Correa, se le atribuye un intento de desestabilización por haber proclamado: "Están destruyendo al país, es hora de defender a nuestro Ecuador querido en paz, pero con firmeza". A otros dirigentes los acusan por organizar y participar de manifestaciones contra el gobierno, entre otros señalamientos. "En Ecuador no existe libertad de expresión", dijo Patiño esta semana en entrevistas. "Ninguna legislación establece que cuando una persona exprese una opinión política y llame al pueblo a luchar por sus derechos, eso puede considerar un delito, menos desestabilizar a un gobierno", dijo y cargó contra el exaliado de Correa. "Lenín Moreno se entregó como vasallo a EE UU, por esta razón los medios de comunicación lo están apoyando". También afirmó que su espacio es víctima "de una feroz persecución que la realizan para ocultar la corrupción de Moreno y su círculo cercano".

Mientras el correísmo prepara una estrategia defensiva que incluirá pedidos de apoyo internacional, algunos organismos empezaron a pronunciarse al respecto. El viernes, la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (LATINDADD) expresó tras su reunión en Lima su "condena enérgica al gobierno del Sr. Moreno por su giro autoritario y conservador, aliándose con la derecha continental que hoy desmantela procesos de integración regional" y el "firme rechazo a la escalada de persecución desatada" contra Patiño "que implica una inaceptable judicialización de la política y la vulneración de sus derechos ciudadanos y políticos". «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS