El gobierno realizó una última oferta "a cuenta" y anunció que descontarán el día a los que paren

En un último intento, ofreció pagar ya un 5% a cuenta del futuro acuerdo a cambio de que levanten la huelga del lunes y martes. Los gremios rechazaron esa propuesta. El ministro de Trabajo confirmó que habrá quita salarial a los que adhieran

En un intento por convencer a los gremios docentes para que desistan del paro en el arranque de clases, el gobierno de María Eugenia Vidal ofreció pagarles ya un aumento del 5% a cuenta del futuro acuerdo y seguir negociando pero con los chicos en las aulas. La oferta fue rechazada y por eso, desde el Ejecutivo avisaron que descontarán el día a los maestros que adhieran a la huelga.

La propuesta, que fue formulada de manera extraoficial a los gremios que integran el Frente de Unidad Docente, fue confirmada en conferencia de prensa por el ministro de Economía, Hernán Lacunza. Según detalló, el Ejecutivo ofreció pagar una suba del 5% retroactivo al 1° de enero y a cuenta del futuro incremento que finalmente se cierre entre las partes. Hasta ahora, en las tres reuniones paritarias que mantuvieron las partes, el gobierno había ofrecido un 15%, en tres cuotas, sin cláusula gatillo y un bono de hasta 6 mil pesos anuales por presentismo, propuesta que fue rechazada.

"El paro no le sirve a los gremios, ni a los padres pero en especial no le sirve a los chicos", resumió Lacunza acompañado por sus pares de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, y de Trabajo, Marcelo Villegas, y aseguró que llevar adelante medidas de fuerza "no es propio de un país normal, tenemos que salir de esa lógica".

Lacunza sostuvo que la oferta muestra la voluntad del Ejecutivo por acercar posiciones. "En el día de la fecha, el ministro Sánchez Zinny se comunicó con los gremios y como gesto de buena voluntad por aumentar el ingreso de los docentes les ofrecimos un adelanto a cuenta del 5% retroactivo a enero de modo de mostrar, con hechos concretos, cuál es la vocación del gobierno en defensa del salario de los maestros. Lamentablemente fue rechazada", explicó. Agregó que "uno de los argumentos, que es trivial, fue que era tardía. nunca es tarde para empezar las clases de modo que invitamos a los gremios a rever la decisión".

En tanto, el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, aclaró que los gremios bonaerenses todavía no informaron de manera formal a la cartera a su cargo la medida de fuerza que llevarán adelante el lunes y martes próximo, pero adelantó que se descontará el día a quienes adhieran a la huelga. "Si hay paro y no hay contraprestación, hay descuento. Esto fue avalado por la justicia. Es una política pública de gestión", dijo.

Por último, el funcionario sostuvo que desde el gobierno van a trabajar "para garantizar que las escuelas estén abiertas y los comedores funcionen" pese al paro.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS