El mejor budín de banana

Para amantes de los postres. La receta de Tiempo de esta semana.

Por Natalia Kiako* - http://nataliakiako.com.ar/
7 de junio de 2020

Si me conocen, saben que hace años hay un budín de banana entre mis recetas. Está en mi web desde que era un blog, está en mi primer libro y está en mi horno cada dos por tres. Es una receta linda, gauchita, siempre me funcionó.

Pero el tiempo pasa, la gente crece y hasta las recetas pueden superarse. Aún la de mi querido banana bread. Este budín que vengo a compartirles acá es por lejos la mejor versión que probé. No sólo aumenta un montón la cantidad de fruta mientras disminuye la cantidad de harina, sino que lo hace a favor de una humedad, una textura y un sabor superlativos. Por si fuera poco, es más versátil que un camaleón: le sacamos el trigo, le cambiamos el azúcar, se la bajamos a la mitad, y este budín sigue indemne, delicioso, triunfal. Si no me creen, prueben.

Ingredientes:

- 1 taza de puré de bananas bien maduras (alrededor de 4 bananas)

- 1 huevo

- 1 pizca de sal

- 1 cdta de extracto de vainilla (si no tienen, la omiten)

- ¼ de taza de azúcar mascabo o blanca

(Si son muy golosos, pongan un poco más. Reemplazable por misma cantidad de dátiles hechos puré. Es posible hacerlo completamente sin endulzantes, como es lógico queda menos dulce).

- ¼ taza de aceite de oliva (o el que usen en casa)

- 1 taza de harina (Recomiendo mitad harina de arroz integral y mitad harina de mijo. Si tienen harina integral está perfecto. Con harina blanca sale ok también).

- ½ cdta bicarbonato de sodio

- ½ cdta polvo de hornear

- Opcionales: canela, chocolate picado, nueces, almendras o semillas, trocitos de banana, lo que se les ocurra.

Preparación: 

Procesar, licuar o batir todos los ingredientes desde la banana hasta el aceite inclusive.

Tamizar los secos (harina y polvos).

Unir las dos preparaciones con movimientos envolventes y volcar en budinera aceitada, enmantecada o con papel manteca, o en moldes de muffin.

Pueden espolvorear una cucharada extra de azúcar sobre la superficie (para dar una corteza crocante).

Cocinar en horno precalentado a 180 grados, chequeando con un palillo para saber cuándo está listo. Si es un budín tardará aproximadamente 50 minutos a una hora. Si son muffins, alrededor de 20 minutos. Esperar a que se atempere un poco antes de desmoldar.

Conservar en tupper hermético. Fuera de la heladera dura 4 – 5 de días, e incluso mejora su sabor. En heladera puede durar hasta una semana, pero sería extrañísimo que no se lo coman antes. Se puede freezar.

* Natalia brinda cursos y talleres de cocina.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual