Hadad cierra Radio Colonia en Uruguay y despide a 20 trabajadores

A dos años de que se hiciera cargo de la señal, el empresario argentino dejará de financiarla. Su programación dedicada a Argentina tuvo un rol importante durante las dictaduras.
16 de Febrero de 2018

El miércoles, las autoridades de la histórica Radio Colonia AM 550 informaron a los 20 trabajadores de la señal sobre el “inminente cierre de la empresa”, que desde hace dos años pertenece a Daniel Hadad.

Así lo informó el diario La Diaria, de Uruguay. El encargado de dar la noticia a los trabajadores fue el gerente Carlos Leguízamo durante una reunión que se llevó a cabo en Colonia del Sacramento.

Allí señaló la intención de “realizar un cierre ordenado de la firma”, de modo de “no salpicar los nombres de los dueños uruguayos”, que “quieren pagar todo y cerrar”, informaron los trabajadores.

El gerente indicó además que “únicamente” podría revertirse la situación en caso que aparezca un interesado en adquirir esa frecuencia junto a FM Mágica.

La empresa pertenece a Hadad desde fines de 2015, aunque en los papeles tanto Radio Colonia como FM Mágica pertenecen a Yhuber Silva y Jacinto Omar Macri., ambos vinculados al anterior dueño, Gustavo Deutsch, ex titular de LAPA fallecido al estrellarse su avión en Nordelta.

La crisis financiera de la potente radio coloniense se habría originado a partir de “cambios” introducidos en la programación de la emisora que redujeron la pauta publicitaria, señaló La Diaria.

Radio Colonia se fundó en 1933 con el nombre de Radio Popular, y en 1940 se le otorgó la actual denominación. Años después comenzó a enfocar su programación a información sobre Argentina.

Durante las dictaduras que se repitieron durante el siglo XX en Argentina, la señal tuvo un rol de especial importancia para informar en medio de la censura que imponían los regímenes militares. 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS