La Baring Macri

Nota de opinión de la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino.

El préstamo de la Baring Brothers que suscribió infamemente Bernardino Rivadavia llevó 80 años pagarlo y lo que es aún más vergonzoso, jamás se aplicó para lo que se prometió.

Cada día que pasa la Argentina es penetrada por el sistema financiero internacional vía la colocación irresponsable de deuda en moneda extranjera con un claro objetivo, condicionar a mediano plazo el poder político local reduciendo la soberanía nacional prácticamente en todas sus dimensiones.

Ante los complacientes ojos de los grandes empresarios locales que rinden pleitesía permanente al poder ejecutivo circulan miles y miles de millones de dólares que nutren la voraz bicicleta financiera. Esta rinde beneficios exorbitantes sin aportar ningún tipo de trabajo y obtienen una renta financiera que pagamos, o mejor dicho subsidiamos, todos los Argentinos.

¿Quien en su sano juicio puede endeudar a su patria por un siglo?

Por lo tanto, desde el Movimiento de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino desconocemos no solo esta maniobra perversa ejecutada por 2700 millones de dólares a 100 años sino todo lo firmado por Alfonso Prat Gay, Nicolás Dujovne, Luis Caputo y por Federico Sturzenneger en materia de endeudamiento económico de la Argentina, de sus territorios provinciales y de las empresas estatales. Pedimos que sea de público e inmediato conocimiento el listado de acreedores y de intermediarios que se han beneficiado por estas oscuras operaciones.

Advertimos a los organismos financieros, juzgados, intermediarios y bancos internacionales sobre el conflicto manifiesto de intereses entre estos funcionarios y sus patrones por lo tanto los consideramos solidaria y concientemente responsables de los actos que suscriban en conjunto.No estamos dispuestos a tolerar estos abuso por parte de CEOs y menos de sus corporaciones.

Nuestra bandera es la industria nacional, el mercado interno, el crecimiento con inclusión social, el desarrollo científico y tecnológico, la educación, la salud al alcance de todos los argentinos por igual, la dignificación a través del trabajo, la conquista de más derechos, la presencia activa del Estado en todas las dimensiones de la sociedad, nuestra bandera es la Patria justa, libre y soberana.

Sr Presidente Mauricio Macri usted no juró por la patria cuando asumió, agrede a las pymes, deteriora el tejido social y económico de los trabajadores, desconoce el rol de los maestros, le da la espalda a jubilados y discapacitados y le quita al pueblo la comida de la mesa por lo tanto queremos ver su bandera porque tenemos la sospecha de que no es celeste y blanca. 

Ni Aristocraia, Ni CEOcracia. Democracia 

Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS