La fiscalía sueca cerró la causa contra Assange

El fundador de Wikileaks estaba denunciado por violación. Según su abogado, podría salir de la embajada de Ecuador en Londres aunque Scotland Yard advirtió que podría detenerlo.
19 de Mayo de 2017

La Fiscalía de Suecia anunció este viernes su decisión de cerrar la investigación por denuncia de violación al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

"La fiscal Marianne Ny decidió hoy cerrar la investigación preliminar a Julian Assange, sospechoso de violación", dice el comunicado y explica que no ve motivos para mantener la orden de arresto contra Assange.

"Considerando que se han agotado todas las opciones para continuar la investigación y a la luz de la opinión expresada por la Corte Suprema (...) ya no es proporcional mantener la decisión de juzgar en ausencia a Julian Assange y la orden de arresto europea", apuntó Marianne Ny en una notificación al Tribunal Distrital de Estocolmo.

"Es una victoria total para Julian Assange y puede abandonar la embajada en cualquier momento", dijo su abogado Per Samuelsson a la radio sueca SR.

Sin embargo, la Policía de Londres advirtió que todavía pesa sobre él una orden de captura y que aún está obligada a detenerlo si abandona la Embajada de Ecuador.

"El Servicio Metropolitano de Policía (MPS, por sus siglas en inglés) está obligado a ejecutar la orden judicial si abandona la Embajada", señaló la nota publicada en su web.

La orden de arresto fue dictada por la Corte de Magistrados de Westminster el 29 de junio de 2012, cuando Assange falló en comparecer ante el juez.

Scotland Yard reconoce sin embargo el cambio sustancial en la situación del hasta hoy reclamado por Suecia para ser interrogado por supuestos abusos sexuales.

"Ahora que la situación ha cambiado y las autoridades suecas han suspendido su investigación, se busca al señor Assange por un delito mucho menos serio", señala la nota y señala que podría relajar en las próximas horas la vigilancia de la sede diplomática ecuatoriana, localizada en el céntrico barrio de Knightsbridge.

Assange, de 45 años, fue detenido en Londres en diciembre de 2010 a petición de Suecia que exigió su extradición para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

Liberado bajo fianza y tras agotar todos los recursos para evitar la extradición, el fundador de WikiLeaks pidió asilo en la Embajada de Ecuador el 19 de junio de 2012 donde permanece hasta el momento.

Assange rehusaba abandonar la misión diplomática por temor de que el Reino Unido lo extraditara a Suecia que, a su vez, podría entregarlo a EEUU donde sería juzgado por espionaje debido a la divulgación de documentos secretos de ese país en Wikileaks.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS